http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/

Viernes, 28 de Abril de 2017

Contrapunto.com

Opinión

Por la libre | Donde lo libérrimo es el límite

Aguas de odio

Aguas de odio
- Foto: Anthony AsCer Aparicio

El odio, ese sentimiento que, de parte y parte, se ha anidado en estos años de polarización, se está desbordando

Lamentablemente, el día después, los objetivos de la oposición, más allá de una contundente convocatoria, no se han logrado, tampoco los del gobierno que luce anegado, débil en convocatoria pero no en acción

Semana de aguas turbulentas esta del 19. Se veían venir. El río traía piedras, sonaba. Ahora trae más. La situación del país, muy a pesar del entusiasmo de mucha gente, ha empeorado y en los próximos días puede ser peor. Las expectativas, tanto de la oposición como del gobierno, al agudizar el conflicto, nos sumergen en aguas difíciles de nadar y no llegar a la otra orilla, una frustración, para cualquier polo, puede complicarnos más.

La marcha del 19 fue caudalosa por los canales regulares en que cursa la oposición desde comienzos de este siglo –el este y sureste de la ciudad- pero en esta oportunidad se agregaron raudales que llegaron del suroeste y el centro, zonas hasta ahora dominadas por el gobierno. Por los vientos tormentosos que soplan, si el control externo y el autocontrol las dejaran fluir, muy probablemente, ese día mucha más agua hubiera pasado por encima de otros puentes.

La convocatoria a la marcha de la oposición tenía razones políticamente correctas: respeto a la Constitución, devolución de funciones a la Asamblea, convocatoria a elecciones, entre otras, pero, en el fondo, y en el deseo de millares de manifestantes era o es: tumbar el gobierno, “hasta que no caiga, no regresamos a casa”, se oyó. Inclusive, había esperanzas de que con la contundencia de la convocatoria, el gobierno no amanecía el 20. Peligroso: las frustraciones desbordan emotividad, hacen perder perspectiva.

La convocatoria a la marcha del gobierno tenía razones políticamente correctas: un llamado a la paz, a reafirmar la revolución pero, en el fondo, era retar a la oposición, mostrar que todavía tiene poder de convocatoria -aunque alguna obligada- pero, en todo caso, en el tono bravucón de quien se defiende, el mensaje era o es: “Si nos buscan, nos encuentran, aquí está la parte del pueblo que nos apoya, la milicia, los colectivos. Las fuerzas policiales se encargarán del resto para mantenernos gobernando”, se oyó. Peligroso: las frustraciones desbordan emotividad, hacen perder perspectiva.

Lamentablemente, el día después, los objetivos de la oposición, más allá de una contundente convocatoria, no se han logrado, tampoco los del gobierno que luce anegado, débil en convocatoria pero no en acción. Falta tiempo, claro. Lo que si aumentó de un día para otro fue la cifra de muertos, heridos, detenidos y saqueos de comercios con el consiguiente dolor y preocupación de familiares, ruina de propietarios y más desempleo. Las acusaciones de responsabilidad por esos hechos van y vienen de polo a polo. Parece que los muertos y la destrucción fuesen necesarios para justificar acciones.

El odio, ese sentimiento que, de parte y parte, se ha anidado en estos años de polarización, se está desbordando. Las putrefactas aguas del Guaire no pudieron detener el miedo que produce una arremetida militar y los tuits que siguieron celebrando el que se bañaran en la mierda, reflejan lo peor que hay en nosotros como sociedad.

El clima mental de gran parte de la población en su rabia contra el gobierno y en el gobierno con la decisión, implacable, de no dar ni un paso atrás, ha hecho que las aguas se desborden aunque con candela juguemos.

Lee también en Por la libre | Donde lo libérrimo es el límite: Deporte izado | Gente sin clase | El hombre nuevo | Crímenes de odio |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.e-bolivar.gob.ve/