http://www.venamcham.org/

Jueves, 08 de Diciembre de 2016

Contrapunto.com

Nacional

Los cárnicos que envía el Ministerio alcanza sólo para la población estudiantil

La "papa" no alcanza para tantas bocas en la UCV

La
Reanudaron operaciones hace 15 días - Rafael Briceño

Estudiantes y trabajadores están implementando un sistema para que los alimentos alcancen para todos, pero hay un déficit de 1.500 platos

A mediodía, en la entrada del comedor de la UCV, la tensión va creciendo con la misma velocidad con la que aumenta la longitud de la cola para entrar. Desde las 10:00 am comienza a armarse una larga fila de estudiantes que aguarda con su carné en mano para recibir el almuerzo, única comida del día que se está sirviendo desde hace 20 días cuando el servicio reanudó sus operaciones.

A poca distancia, otra cola también se alarga: los trabajadores y empleados universitarios comienzan a impacientarse cuando llega el mediodía y aún no han ingresado para comer: la razón es que la comida no alcanza para todos y, como la prioridad es garantizar el plato de los estudiantes, deben racionar la comida que se sirve para el personal obrero y administrativo.

"Entran cinco trabajadores por cada diez estudiantes", explica una y otra vez el encargado de controlar el ingreso en la puerta. Un grupo no mayor a seis vigilantes trata de mantener la calma entre la fila que forman sus mismos compañeros. Pero el hambre hace su efecto y, a medida que avanza la hora de la comida, los trabajadores comienzan a impacientarse y presionan para que la cuota aumente, para que puedan entrar por lo menos 10 de una cola y 10 de otra.

A las puertas del comedor, en un comunicado firmado por las autoridades universitarias -las de Bienestar Estudiantil, la directiva del comedor y el Comité de usuarios- se explica a grandes rasgos el origen del problema: el Ministerio de Educación Universitaria garantiza el envío de los cárnicos que conforman el plato principal. Pero sólo la ración de los estudiantes.

Desde que la escasez de alimentos se agudizó y aumentaron las deudas con los proveedores de alimentos, varias veces el comedor ha quedado inoperativo, por lo tanto la prioridad es mantenerlo funcionando aunque no están sirviendo ni desayuno, ni cena.

"Estamos buscando una solución pero si hay que tomar medidas tendremos que hacerlo porque tenemos que garantizar que ningún estudiante se quede sin comida, esa es nuestra responsabilidad", explica Aurimer Meza, directora de la Oficina de Bienestar Estudiantil (OBE).

Los trabajadores argumentan que aunque ellos reciban pago de bono de alimentación desde 2007, el servicio de comedor es un derecho adquirido del cual se han beneficiado durante años. Los estudiantes y autoridades insisten en explicarles que están buscando alternativas para que puedan seguir utilizando el comedor pero les recuerdan que el servicio de comedor es una providencia de carácter estudiantil.

Meza especifica que el comedor está recibiendo una tonelada de proteínas que envía el Ministerio, que cuando se procesa y prepara se reduce a 850 kilos aproximadamente, cantidad con la que deben garantizar un mínimo de 1.500 a 2.000 platos. Pero la demanda que incluye a los trabajadores es de 2.500 a 3.000 platos diarios, por lo que hay un déficit promedio de 1.000 platos por día.

"La ración que están sirviendo tampoco viene completa para poder rendir la cantidad de alimento que llega para la semana. Por ejemplo, ayer sirvieron sólo pollo y plátano, nada de arroz, pasta o harinas. Un sólo día de la semana sirvieron carne pero con un contorno, puede ser papa o remolacha y a cada estudiante se le entrega una naranja. Pero básicamente el plato consiste en una ración de pollo y un solo contorno", agrega uno de los estudiantes que forma parte del Comité de Usuarios.

En la cola los jóvenes también se impacientan. Los primeros que entraron formaron la fila desde las 10:00 am y sin que disminuya la cantidad de quienes esperan, la fila se mantiene hasta aproximadamente las 2:00 pm. Pocos la abandonan.

"No puedo comer en los cafetines porque no me alcanza el dinero y tengo clase hasta las 6:00 de la tarde, así que me toca esperar el tiempo que sea hasta que entre y pueda comer", señala Raúl Méndez, estudiante.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://ecoanalitica.com/foros