http://www.venamcham.org/

Viernes, 09 de Diciembre de 2016

Contrapunto.com

Nacional

La condena fue emitida este jueves

Condenado a casi 30 años de prisión Sebin que asesinó a Bassil Da Costa

Condenado a casi 30 años de prisión Sebin que asesinó a Bassil Da Costa
- Foto: Manaure Quintero
  •  
  • Martha Uribe
  • Jueves, 01 de Diciembre de 2016 a las 5:41 p.m.

El comisario José Perdomo será trasladado al Internado Judicial Capital Metropolitano Yare III por este crimen

José Ramón Perdomo Camacho, de 43 años de edad, fue condenado a 29 años y seis meses de prisión, por el homicidio intencional calificado cometido con alevosía, y por motivo innoble, contra Bassil Alejandro Dacosta Frías.

El funcionario será trasladado al Internado Judicial Capital Metropolitano Yare III. El joven fue asesinado el 12 de febrero de 2014 durante las protestas convocadas por la oposición contra el presidente Nicolás Maduro.

Los abogados defensores de los familiares de Da Costa precisaron a Contrapunto en 2015 que Camacho se declaró inocente en la audiencia preliminar, pero se negó a dar detalles de su actuación el 12 de febrero.

El 17 de junio de 2014 pasado, el Ministerio Público ordenó su pase a juicio y ratificó la medida de privativa de libertad en su contra.

Otros ocho funcionarios de cuerpos de seguridad del Estado que fueron imputados se rehusaron a prestar declaraciones tras ampararse en el artículo 49 numeral 5 de la Constitución, según el cual ninguna persona "podrá ser obligada a confesarse culpable o declarar contra sí misma", y también se establece que la confesión solo será válida si no hay coacción de por medio. Los civiles José Domínguez y José Giovanni Valladares, quienes aparecían en las fotografías mientras el resto disparaba, no figuraban como acusados en el expediente.

El testigo que declaró ante el MP señalado como el funcionario "B" identificó a José Ramón Perdomo Camacho como "el de la camisa manga larga negra o gris" en las fotografías que los fiscales le presentaron cuando emitió su testimonio ante el MP.

José Ramón Perdomo Camacho es el primer funcionario, de izquierda a derecha.

La experticia balística determinó que este efectivo disparó contra Da Costa. El protocolo de autopsia reveló que la trayectoria del proyectil que lo mató fue "de arriba-abajo-derecha con características de distancia". Perdomo también está acusado de uso indebido de arma orgánica y quebrantamiento de pactos internacionales suscritos por la República.

Otras condenas

Andry Yoswa Jaspe López, de 28 años de edad, fue condenado a 6 años de prisión por el delito de uso indebido de arma orgánica. Se ordenó su detención inmediata, así como su traslado al centro de reclusión el Internado Judicial Capital Metropolitano Yare III.

Jaspe, de 26 años, portaba una identificación del despacho del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, que lo acreditaba como escolta; y una credencial de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) con cargo de oficial. Ingresó al cuerpo policial el 1 de diciembre de 2012, según información del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, y cursó estudios en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES).

La decisión incluye que se otorgó libertad plena a Edgardo José Lara Gómez, Jonfer Márquez Fernández, Héctor Andrés Rodríguez Pérez, Jimmy Alexis Sáez Osorio, Manuel Benigno Pérez y José Jonathan Rodríguez Duarte.

*********

En la gráfica, quienes eran los imputados por el asesinato de Bassil Da Costa, según un trabajo que levantó para Contrapunto la periodista Indira Rojas, en 2015.


Caso_bassil-02.png

"El de manga corta, blanca, con casco es un militar, pero tiene jerarquía de comisario. Se llama Jonathan Rodríguez", afirmó "B" ante la Fiscalía.

El funcionario es uno de los tres hombres con vestimenta civil que se distingue claramente en los videos mientras dispara hacia la manifestación. La fotografía donde aparece apuntando un arma corta 9 milímetros, un retrato logrado a pocos centímetros de Rodríguez, recorrió las redes sociales.

Entre las evidencias de documentos que se registraron en el expediente del caso se encuentra un carnet con su nombre suscrito al despacho del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, en el que se identifica con el cargo de asistente del ministro. El carnet tiene logos del ministerio y de la Gran Misión A Toda Vida Venezuela.

También tiene una credencial del Ejército, en el que aparece como Sargento Mayor de Segunda. Tiene incluido un chip "para almacenar información digital".

Jonathan-moto.jpg Rodríguez se desplazaba en una moto oficial / Foto: Últimas Noticias

El funcionario, recibió la orden Francisco de Miranda en su tercera clase el 27 de octubre de 2014, aunque ya estaba imputado por el Ministerio Público.

Esta condecoración se otorga a "los ciudadanos y ciudadanas quienes han cumplido una excelente labor (...) demostrando apego a las normas institucionales durante su trayectoria en el resguardo de la seguridad, paz y el orden interno del pueblo venezolano", según la Gaceta Oficial publicada el 29 de octubre de 2014.

Gaceta_Duarte.jpg

Caso_bassil-03.png

El hombre de "caqui", como se le ha fichado desde que comenzaron a circular las fotos del 12-F, pertenece al colectivo revolucionario Continente de Catia, mantiene una estrecha relación con Freddy Bernal, encargado de la Comisión Presidencial para la Transformación Policial, y además posee credencial del Sebin.

Algunos funcionarios testificaron que no conocían a Domínguez, pero que lo habían oído en la red de transmisiones que comparten los comandos y los funcionarios de inteligencia en procedimientos anteriores. "Lo había escuchado haciendo labores de inteligencia y monitoreando. De hecho, él se reportaba como ÁVILA 10. Y ese día fue que nos enteramos quién era ÁVILA 10", aseguró "B".

"M", otra funcionaria que aparece en el expediente como testigo, tampoco lo reconoció como efectivo del Sebin cuando Domínguez la ayudó a levantar su moto, que encontró en el suelo luego de un primer encuentro con los manifestantes. Al efectivo "G" le informaron que pertenecía al servicio de inteligencia cuando lo vio en los videos.

Tampoco está claro qué hacía en Candelaria, pero según los testimonios "habló bastante por transmisiones porque él estaba pendiente de los manifestantes encapuchados y los que tenían máscaras", e incluso disparó una o dos veces.

Domínguez es conocido como "Miguelito", afirmación asentada en la página 42 de la acusación, y diversas actas policiales lo involucran en al menos cuatro asesinatos. En una de ellas, fechada el 17 de febrero de 2014, el director de la Policía del Municipio Libertador, Rafael León, certificó que Domínguez está adscrito al cuerpo de seguridad con el rango de comisario.

Sin embargo, pese a las pruebas, no estaba acusado por la muerte de Da Costa ni por ninguno de los delitos que pesan sobre el resto de los funcionarios. El MP solicitó su libertad sin restricciones y el tribunal se la otorgó.

Jaspe_Lopez.png

Caso_bassil-05.png

Identificado como el hombre que conduce la moto en la que se traslada José Domínguez, Valladares llevaba camisa blanca estampada, jeans y casco el día de las manifestaciones.

Su nombre también fue borrado de la lista de acusados, pese a las pruebas audiovisuales de su presencia en el lugar. En varias fotografías fue capturado recolectando del piso casquillos de bala, lo que se traduciría en obstrucción a la justicia, pero tampoco está inculpado por tal acción.

El director de la Policía del Municipio Libertador, Rafael León, certificó en un acta policial en 2014 que Valladares ostenta el cargo de oficial en ese cuerpo de seguridad.

Valladares_conchas_bala.jpgValladares recoge los casquillos de bala / Captura de pantalla

Caso_bassil-06.png

Este comisario del Sebin apareció en la escena judicial de las investigaciones el 26 de febrero de 2014. En una nota de prensa publicada un mes después, el MP aseguró que estaba privado de libertad e inculpado por las mismas violaciones y faltas de sus colegas del Sebin.

Sin embargo, para junio de ese año su nombre desapareció entre los imputados y no se supo públicamente sobre su estatus. En efecto, en el expediente no aparece entre los acusados.

Collazos, de jean, chaqueta negra y una gorra identificada con las siglas Sebin, apunta contra los manifestantes a unos metros de la esquina de Tracabordo, en la calle que desemboca en la avenida Universidad, pero no se supo luego hacia dónde se dirigió.

Caso_bassil-07.png

Al momento de identificar a los funcionarios del cuerpo de inteligencia que se encontraban en la esquina de Tracabordo, algunos sebines que rindieron testimonio al MP señalaron que el joven detective estaba uniformado, portaba una escopeta con cartucho antimotín y estaba de pie, cerca de una cabina telefónica y junto al comisario en jefe Manuel Pérez.

Sáez llegó alrededor de la 1:00 pm a Parque Carabobo, acompañado por el comisario Pérez, el inspector Héctor Rodríguez, el inspector jefe Lupercio Delgado, los detectives Sarelys Márquez y Jonfer Márquez, y el comisario Igor Busek.

Caso_bassil-08.png

En otras fotografías, el detective "G" lo reconoce como el que está "justo detrás de la cabina telefónica". Márquez llevaba arma corta, y llegó al lugar de las protestas como parte de la comisión del comando motorizado.

El funcionario, junto con el comisario Manuel Pérez, el subcomisario Edgardo Lara y el inspector Héctor Rodríguez, se trasladó a la sede del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz minutos antes de la 3:00 pm. Esta orden emanó del director de Acciones Inmediatas, el comisario Cruz Ramón Quintana, quien pidió a Pérez que una comisión fuera al lugar para verificar si había personas armadas.

Minutos más tarde fue visto en Tracabordo. "M" aseguró que incluso Márquez retrocedía junto con otros compañeros "porque los manifestantes se habían puesto violentos en dirección a la esquina".

Caso_bassil-09.png

El detective "G" declaró que Rodríguez, con el rango de inspector del Sebin y con 33 años de edad, llevaba una escopeta con cartucho antimotín y que "disparó hacia los manifestantes violentos". Agregó que "después retrocedía para retirarnos del área porque se había quedado sin cartuchos".

Caso_bassil-10.png

Quince minutos después de que el comisario general Quintana diera la orden de verificar si había personas armadas en las cercanías del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz a 350 metros de Tracabordo, es el subcomisario Lara, de 43 años, quien se escucha en las transmisiones pidiendo apoyo en la esa esquina.

Sin embargo, en las declaraciones ante los fiscales los sebines no describen cómo estaba vestido o en qué lugar se encontraba exactamente. Sí admiten reconocerlo en las fotografías que circularon en la web, y señalaron que usaba una escopeta.

Manuel_Benigno.png

Este comisario en jefe del Sebin, de 51 años, es el de mayor edad en la comisión que se trasladó hasta Tracabordo. Ese día fungía como jefe de operaciones en el sitio, y los funcionarios entrevistados por la Fiscalía expresaron que Pérez es el supervisor inmediato como jefe de la coordinación motorizada.

El comisario "B" indica que el efectivo se encontraba cerca de un teléfono público, del lado izquierdo, pero en la fotografía no se puede apreciar.

En la siguiente imagen se observa a dos uniformados junto a la cabina telefónica; sin embargo, el que concuerda con la edad de Pérez está cerca de la pared.

tracabordo_manuel.jpg
Fungía como jefe de operaciones en sitio / Foto: reportec.brauliojatar.com

Lea también Impunidad une a familiares de fallecidos en las protestas de 2014 (III)

http://www.gotasdeayuda.com/