https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Jueves, 21 de Junio de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

Uno de los músicos más polifacéticos de Brasil sigue unido a las tradiciones de Salvador

Carlinhos Brown regresó a las calles de Bahía para ponerle nueva música al carnaval

Carlinhos Brown regresó a las calles de Bahía para ponerle nueva música al carnaval
Carlinhos Brown, cantautor nativo de San Salvador de Bahía, creó nuevo repertorio para la comparsa más antigua de los carnavales bahianos - Fotos: Cnn.com
  •  
  • EFE
  • Domingo, 11 de Febrero de 2018 a las 5:26 p.m.

Como nuevo director artístico del bloco, Brown decidió renovar el repertorio de la comparsa "Los hijos de Ghandi", creada hace 69 años, y lanzó un disco con 12 canciones inéditas que se sumarán a las ya clasicas del carnaval bahiano

El bloco Filhos de Gandhy, una de las más tradicionales comparsas carnavalescas de la ciudad brasileña de Salvador, desfiló este domingo por las calles de la que fuera primera capital de Brasil entonando una canción especialmente compuesta para la ocasión por el famoso cantautor Carlinhos Brown.

Uno de los más polifacéticos músicos brasileños y que este año asumió como nuevo director artístico del bloco, Brown decidió renovar el repertorio de esta comparsa creada hace 69 años para promover la ideología pacifista del líder indio Mahatma Gandhi, y para ello organizó el lanzamiento de un disco con 12 canciones inéditas que se sumarán a las ya clásicas de Filhos de Gandhy (Hijos de Gandhi).

Aunque el disco aún no está a la venta, una de sus canciones, "Ói pra cá", compuesta por Brown, fue divulgada el pasado viernes en diferentes plataformas musicales y este domingo entonada en repetidas ocasiones por la banda de Filhos de Gandhy en su desfile por el circuito carnavalesco de Campo Grande.

Lea también En Río de Janeiro comenzó el relajo del carnaval: cinco días bajo el mandato del Rey Momo

"Déjame pasar, déjame pasar, que traigo la paz de Ojoubá. Déjame pasar que traigo la paz de Orumilá. Déjame pasar que traigo la paz de Oxaguia", asegura la canción del famoso compositor y percusionista en la que hace

referencia a divinidades de las religiones afrobrasileñas.

Al igual que la mayoría de las otras 11 canciones, "Ói pra cá" es una muestra del "ijexá", un ritmo musical suave de origen africano, muy popular entre los seguidores de las religiones afrobrasileñas y que se ha convertido en una marca propia de Filhos de Gandhy.

Poco antes del inicio del desfile, el gobernador del estado de Bahía, Rui Costa, visitó la sede de la comparsa para anunciar su intención de construir un memorial con exhibiciones que recuerden la historia de la agrupación.

Este bloco, fundado el 18 de febrero de 1949 por los estibadores del puerto de Santos para promover en Brasil las ideas de Gandhi, se define así mismo como un "afoxé", es decir como una comparsa vinculada a religiones afrobrasileñas y que en sus desfiles muestra sus raíces en la cultura del pueblo africano yoruba.

Lea también Las dos comparsas más grandes del mundo divierten a millones de personas en Brasil



El disco con el que Brown pretende renovar el repertorio de la popular y tradicional comparsa también incluye canciones de tradicionales compositores de Filhos de Gandhy, como Antonio Caixao y Pedro Coiacoia.

Pero igualmente incluye composiciones de otros famosos cantautores brasileños como Gilberto Gil, el exministro de Cultura que lideró el movimiento tropicalista, y Jorge Vercillo, una de las nuevas voces de la llamada Música Popular Brasileña y que este año decidió inscribirse como nuevo miembro de Filhos de Gandhy.

Tanto Gil como Brown participan activamente en los desfiles del bloco afoxé y son esperados en las presentaciones que la comparsa realizará el lunes y el martes del carnaval.

En su desfile de este año, el bloco integrado exclusivamente por hombres, unos 7 mil, pidieron en sus canciones mucha "paz y amor" mientras lanzaban agua perfumada por las calles de Salvador, la ciudad que cuenta con el mayor porcentaje de población de descendientes de africanos en Brasil.

Como es tradicional desde su primer desfile, todos los integrantes de la comparsa marcharon disfrazados con llamativas túnicas y turbantes de colores blanco y azul.

Y, así como lo enseñó Brown en el vídeo en que explicó la coreografía para bailar su nueva canción, los distribuidores de collares entonaron "mira hacia aquí, mira hacia aquí, mira hacia aquí a este collar" antes de colgarlos en el cuello de la favorecida.

Con sus composiciones de percusión pegajosa, sus ritmos ijexá, su marcación con el agogó y algunos de sus

cánticos en yoruba, los hijos de Gandhi marcharon sobre un tapete blanco y, en medio de sus mensajes contra la violencia, repartieron sus tradicionales collares de cuentas igualmente fabricados en blanco y azul.

Como en los últimos años, los más jóvenes cobraron un beso en la boca de las mujeres a las que entregaron sus collares.


http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/