http://pgagroup.online/event/

Martes, 24 de Octubre de 2017

Contrapunto.com

Nacional

Cacaraqueños buscan escapar de la rutina y la política en los centros comerciales

La normalidad parece haber llegado al CCCT: clientes que pasean y nadie que compra

La normalidad parece haber llegado al CCCT: clientes que pasean y nadie que compra
- Fotos: Jonathan Lanza
  •  
  • Manuel Corro | @axelcorro
  • Domingo, 13 de Agosto de 2017 a las 2:26 p.m.

Por los altos niveles de inseguridad o por la imposibilidad de transitar las vías debido a las marchas, cada quien tiene un motivo para cambiar las actividades al aire libre por espacios cerrados como centro comerciales, aunque sea solo para ver

El sábado la oposición reactivó la calle. Una marcha que realizó un pequeño recorrido desde Parque Cristal, en Chacao, hasta la plaza Alfredo Sadel del municipio Baruta. La movilización transcurrió con tranquilidad, y sin el volumen de gente acostumbrado.

A dos semanas de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), y pese a que persisten los problemas que mantienen descontentos a buena parte de los venezolanos, la ciudad permanece tranquila: sin trancas y sin grandes convocatorias por parte de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que paralicen el este capitalino. Para muchos, la vida continúa, al menos eso se puede percibir cuando uno recorre el Centro Comercial Ciudad Tamanaco (CCCT).

Había movimiento de personas por los pasillos y la vida comercial se desarrollaba con la normalidad propia de hace unos tres años: la gente pasea y mira vitrinas, mientras los locales permanecen vacíos.

La feria de comida y el resto de establecimientos de alimentos tenían muy pocos consumidores.

Feria del CCCT a las 3:15 pm

Curiosamente, en las pastelerías y cafeterías se observaba mayor afluencia de gente en la tarde del 3 de agosto.


En las agencias bancarias tampoco habían clientes esperando por su turno en taquilla, pero sí en los cajeros automáticos.

El CCCT fue hasta hace unas semanas, refugio de los manifestantes dispersados por los cuerpos de seguridad de Estado en la autopista Francisco Fajardo, en las inmediaciones de la base aérea La Carlota.

Comerciantes del CCCT coinciden en que por su cercana ubicación al lugar del conflicto, a las personas se les ha hacía fácil resguardarse en la estructura y que eso tenía un impacto positivo en sus ventas.


"Un día de marcha es muy bueno para nosotros. La gente no solo viene corriendo a protegerse, también compran. Después que pasa todo, volvemos a la normalidad: a duras penas vendemos", comentó el empleado de una cafetería mientras servía un con leche cargado.


El Centro Comercial Ciudad Tamanaco (CCCT), el más antiguo de la ciudad es un termómetro de la realidad del país. Por sus pasillos transitan personas que buscan un lugar con un mínimo de seguridad para escapar de la rutina que ha llevado a una mayoría a vivir de la residencia a la oficina, y viceversa.

Todos parecen llegar allí con la claridad del reducido poder adquisitivo del venezolano promedio. Pero caminar no cuesta nada y mirar tiendas también es gratis.


El CCCT no solo es emblemático por ser el centro comercial de moda de los años 70. En sus espacios se alberga un importante hotel y también un edificio de oficinas, centro de operaciones de varias empresas.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/