https://www.somosbelcorp.com/

Martes, 12 de Diciembre de 2017

Contrapunto.com

Vida

"Necesitamos más actividad física y mental, más actividad espiritual, más vínculo social"

Ciro Gaona: mientras más difícil se ponga el país más tenemos que cuidar nuestro cerebro

Ciro Gaona: mientras más difícil se ponga el país más tenemos que cuidar nuestro cerebro
- Foto: Ernesto García
  •  
  • Vanessa Davies
  • Domingo, 17 de Septiembre de 2017 a las 1:44 p.m.

Salud, ejercicio, sueño, alimentación y espiritualidad ayudan a mantener un cerebro sano. Pero a este órgano también lo nutren los buenos pensamientos y lo intoxican las ideas negativas, subraya el neurólogo Ciro Gaona

Si de cerebro se trata, Ciro Gaona es un gurú. Su mismo cerebro es como una licuadora en la que se mezclan los consejos, los trucos, las herramientas para el diagnóstico de los problemas cerebrales. De su boca salen las frases para informar, los verbos para cambiar, las palabras para consolar.

Este neurólogo venezolano ha puesto sus neuronas, literalmente, en garantizar que las neuronas de otros estén tan vivas y tan sanas como un árbol frondoso. Para Gaona la crisis del país debe llevar a que venezolanas y venezolanos protejan su cerebro de las ideas tóxicas y los malos pensamientos.

La intencionalidad es muy importante para el cerebro, asegura Ciro Gaona. Foto: Ernesto García

Un cerebro flexible

–Antes se pensaba que, con el cerebro que nacíamos, moríamos. Ya no es así.

–Se pensaba en el cerebro como un elemento rígido, y todavía se considera el cerebro como algo relacionado solamente con la razón. La gente, para hablar de razonamiento, se refiere el cerebro, y para hablar de sentimientos se toca el corazón. Yo no le estoy quitando valor al corazón, pero si a mí me trasplantan el corazón yo sigo enamorado de mi esposa. Lo primero que persiste es la idea de no relacionar el cerebro con sentimientos, emociones, afectos, creatividad.

–¿Es la idea del cerebro rígido?

-Del cerebro rígido y que, si cambiaba, cambiaba para mal. Otro punto: antes de consideraba que el envejecimiento estaba solo relacionado con deterioro, con incapacidad, sobre todo por lo que ocurría en el cerebro. Ahora vemos a un gran número de personas que envejece de una manera sana, que tiene un envejecimiento que llamamos exitoso: con buen funcionamiento cognitivo a pesar de los años.

–¿Por qué unos sí y otros no? ¿Es la genética o es la actitud?

–Pienso que es un sancocho. A ese cerebro con el cual yo nazco le puedo hacer muchísimas modificaciones. El otro mito es que no formamos neuronas después del nacimiento. Nacemos con entre 80 mil y 100 mil millones de neuronas. Con el tiempo se descubrió que tenemos células progenitoras, que sobre todo están en la región del hipocampo, que siguen activas toda la vida.

Pero además hay formación de nuevos contactos entre las neuronas, o sinapsis, que son como autopistas. “Se nos van formando nuevas neuronas y tenemos nuevas autopistas”, subraya Gaona. “Esas autopistas son muy importantes, y convierten el cerebro en un maestro espiritual. Cuando aprendo algo nuevo, por ejemplo, la neurona se va ‘arborizando’”.

Se pueden "cambiar" las sinapsis negativas, afirma Ciro Gaona. Foto: Ernesto García

El bien lo alimenta

–Malas ideas, pensamientos negativos, ¿nos llevarán a malas sinapsis?

-Cuando lo ves bajo un microscopio no puedes identificar que una sinapsis sea positiva o negativa. Pero desde el punto de vista práctico, nos damos cuenta de que todo lo que nosotros hacemos incide en la formación de nuevas sinapsis. Es decir: la rabia, el egoísmo, el rencor, el pesimismo, los temores, la culpa, la venganza, es lo que vamos a obtener con el tiempo. Si voy al psicoterapeuta es para conseguir “soltar” la sinapsis “enrollada” y llevarla a sinapsis positiva.

–¿Se pueden cambiar las “sinapsis negativas”?

–Sí. Nunca nos equivocamos cuando hacemos el bien, evitamos el mal y cultivamos la paz.

–Cuando le deseamos mal a alguien, ¿qué pasa con nuestro cerebro?

–La intencionalidad es muy importante para el cerebro. Cada vez que me dejo llevar por el estrés sin protección puedo estar lesionando mi cerebro. La lesión del cerebro puede ser pérdida neuronal o cargarme de sinapsis negativas, al igual que semillas en un jardín. Si te cuento que me robaron el celular, y me preguntas otra cosa, y vuelvo a hablarte del celular, me lo roban cada vez que te lo vuelvo a contar. Descuidar la protección del cerebro facilita su deterioro. No es solo la lesión directa; es que al no protegerlo ante el mundo complejo de hoy día eso lleva a un mayor deterioro.

Un sueño reparador alimenta el cerebro, explica Ciro Gaona. Foto: Ernesto García

Un abecedario de salud

Ciro Gaona cita el caso de personas con enfermedad de Alzheimer, que tienen fragmentos de una proteína “pegados” entre las neuronas. Se supone que todos los pacientes con Alzheimer van a experimentar la pérdida de sus capacidades, pero ¿es así realmente?

Imagen tomada de: http://www.alz.org/espanol


El neurólogo remarca que hay personas que, pese a presentar esa proteína, no sufren de Alzheimer; es decir, “supieron cuidar su cerebro”. No lo hicieron con magia, aunque parezca, sino con prácticas saludables.Tres letras son clave para el cerebro: s, de salud; a, de alimentación; y s, de sueño.

La salud general es salud, también, para el cerebro. Una persona con diabetes, con elevados niveles de azúcar, tiene un cerebro expuesto. Y lo mismo vale para el colesterol, para los triglicéridos.

El cerebro también se nutre con el sueño. Es importante la cantidad, mas no lo es menos la calidad. “Puedes nacer con una predisposición a que pocas horas de sueño son suficientes para ti. Hay dormilones cortos, que con pocas horas logran el sueño reparador. Hay dormilones largos, que necesitan más de ocho horas de sueño”, recuerda.

–¿Cómo sabemos si es reparador?

–Por como te sientes. Lo importante es que sientas que has reposado. Otra cosa sobre el sueño: para un grupo de personas es muy importante la siesta. Una siesta de 15 o 20 minutos las ayuda a un mejor rendimiento cognitivo, emotivo-afectivo.

Es fundamental la e de ejercicio, o la m de movimiento. “Se trata de moverse sin lesionarse”, de mantenerse activo, de estar sentado el menor tiempo posible. “En personas sedentarias hay menos densidad neural, hay menos células progenitoras. La actividad física es un fertilizante necesario” para el cerebro, subraya Gaona.

Aprender algo nuevo también es un aliento para el órgano de la mente. Y no lo es menos el vínculo social, el compartir: “Si estamos verdaderamente atentos y presentes”, aclara el neurólogo, ese árbol de neuronas crece. Cualquier predisposición genética para padecer una enfermedad se puede contener con actividad física, buena salud, actividad espiritual (no necesariamente religiosa).

“Se han hecho estudios importantísimos en personas que meditan, los cuales muestran una activación importante al meditar: lo más notorio es que hay sinapsis”, realza.

Ciro Gaona participó como experto y motivador durante una charla para periodistas ofrecida por Gold's Gym. Foto: Ernesto García

Proteger el cerebro de las adversidades

–¿Podemos envejecer con un cerebro sano?

–Definitivamente sí. El envejecimiento exitoso existe, y hay que irlo trabajando. Nosotros empezamos desde las embarazadas. Si las embarazadas tienen un mejor embarazo, el bebé va a nacer con un mejor cerebro.

–¿Cómo protegemos nuestro cerebro de las circunstancias difíciles del país?

–Mientras más complicaciones tenga la vida más tenemos que cuidar nuestro cerebro. Necesitamos más actividad física y mental, más actividad espiritual, más vínculo social.

–¿Y a quien siente que el mundo se le va a acabar?

–Ningún problema en la vida es eterno. La calidad de la existencia, la buena salud del cerebro la logran aquellas personas que le consiguen un significado mucho más profundo a la vida, más allá de lo inmediato.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/