https://venezuela.ticketmundo.com/Evento/Desorden-P%C3%BAblico-de-cerca---Guarachando-en-navidad/6646

Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Contrapunto.com

Arte y Cultura

​Endrina Quintero, una ingeniosa venezolana que le saca partido a la difícil situación económica

Con arte y color: Doblee interviene zapatos viejos para darles unos kilómetros más de vida

Con arte y color: Doblee interviene zapatos viejos para darles unos kilómetros más de vida
Endrina Quintero les otorga una nueva vida a los zapatos que podrían estar a punto de ir a la basura - Foto: Anthoy AsCer Aparicio
  •  
  • Martha Uribe | @soylauribe
  • Domingo, 26 de Noviembre de 2017 a las 3:19 p.m.

"Quiero que la gente exprese su personalidad a través de mis zapatos como lo hacen con el resto de su vestimenta o con cualquier otro accesorio"​​, dice Endrina Quintero, fundadora y diseñadora de la marca

En la reciente edición de Vitrina Safrisca, el Mercado de Diseño de Autor 100% Venezolano, que se realiza varios fines de semana al año en Los Dos Caminos, en Caracas, un estand de zapatos coloridos recibía a los visitantes de este encuentro.

Lea también Lolita Glam: "Tengo mis oportunidades aquí; no quiero ser una simple extranjera en otro país"


También hace bolsos pintados a mano que hagan juego con los zapatos. Los vende en 70 mil bolívares

Las manos que pintan cada una de estas piezas y que hacen que sus dueños se vayan caminando con un producto único y original son las de Endrina Quintero, la muchachita risueña del stand de Dlobee, quien lanzó la marca hace tres años, y después de varias interrupciones retornó este 2017 con un producto colorido, que encaja a la perfección con la dura situación económica del país.

Quintero tiene 26 años de edad, y en realidad es publicista. Trabajó para el sector varios años, pero decidió apostar por su propia marca y hacerla crecer. Nunca estudió diseño o arte, pero dice que siempre se interesó por la pintura y la creación artística.

Endrina Quintero dice que procura adquirir todo de manufactura venezolana

"No me catalogo una artista como tal, porque creo que me hace falta instruirme mucho más, pero me sale natural, se me da mucho trabajar con el contraste de colores y poco a poco siento que he ido evolucionando y avanzando", comenta.

Larga vida a esos zapatos

Comenzó interviniendo sus zapatos y como la gente siempre le preguntaba por ellos, se aventuró a ofrecer el servicio y ahora ellos son el producto estrella de Doblee.

"Empece pintando unos zapatos blancos tipo Paseo míos. Mis amigas comenzaron a preguntar por ellos y luego lo convertí en un negocio. Comencé a hacer mis propios diseños y también les ofrecía a los clientes la opción de replicar diseños que vieran en internet", cuenta Quintero.

Foto: Instagram @dobleetaller

Inicialmente la idea era pintar zapatos nuevos, pero ahora ofrece la renovación de calzados viejos. "Si tienes un zapato que está decolorado o medio feo, te ofrezco hacerle un diseño personalizado".

Actualmente solo ofrece algunos pares de zapatos que tenía en stock y que vende a 300 mil bolívares.

Para la intervención desde cero, el requisito indispensable es que el calzado sea de tela y de un color blanco o claro. En el caso de las renovaciones de "esos zapatos favoritos que ya están decolorados y que perdieron su brillo", acepta cualquier color, menos negro.

Si bien a Quintero le gusta materializar sus ideas, recibe cualquier propuesta. "Me puedes dar una imagen o me puedes dar una idea. Por ejemplo, me gustan mucho las hojas, o me gustan mucho las aves y estos son mis colores favoritos y yo te hago un diseño de acuerdo a lo que quieras", explica.

El precio por la intervención de unos zapatos varía de acuerdo al diseño, depende de la cantidad de colores que requiera y de los detalles. "Lo mínimo son 60 mil bolívares por algo sencillo, y lo máximo hasta 200 mil bolívares, si me piden con Harry Potter con la escoba".

Lo mejor, dice Quintero, es que todos sus clientes tienen una pieza única porque ninguna le queda igual a otra.

Materia prima: pinturas y creatividad

Endrina Quintero utiliza pinturas para telas especializadas que consigue en precios muy distintos en toda Caracas. "En ese lugar del centro de Caracas que uno conoce puede costar 2.300 bolívares, que es el lo más barato, pero me cuestan entre 10 mil y 15 mil bolívares, el pote pequeño, de 60 cc".

Aunque el valor de las pinturas han ido variando, ella dice que ha podido mantener los precios porque tiene aún bastante en inventario. Ahora -explica- lo que sí hace que varíen los precios es la forma como se relaciona con sus clientes. "Los precios del bazar son distintos a los que quizá acuerdo por Instagram @dobleetaller donde tengo interacción directa con los clientes".


A Endrina Quintero le gustaría salir del país, pero solo para "traer cosas buenas, que nos hacen falta". Es enfática en afirmar que no quiere vivir fuera, aunque sí cree que en otras latitudes tendrá mejores oportunidades de crecer e instruirse para poder luego regresar y aportar.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/