http://www.venamcham.org/

Viernes, 09 de Diciembre de 2016

Contrapunto.com

Diálogo

Entregó tercera carta al nuncio apostólico, Aldo Giordano

Copei pidió al Vaticano que emplace al Gobierno para que acate acuerdos del diálogo

Copei pidió al Vaticano que emplace al Gobierno para que acate acuerdos del diálogo
- Foto: Ernesto García
  •  
  • Vanessa Davies
  • Martes, 29 de Noviembre de 2016 a las 8:35 a.m.

El dirigente Lorenzo Tovar explicó que, si el 6 de diciembre “no hay frutos”, el G15 de la Mesa de la Unidad Democrática retomará su agenda de movilizaciones

La Nunciatura Apostólica se ha convertido en el lugar al cual acude la dirigencia de los partidos políticos para exponer sus demandas y consideraciones sobre la mesa de diálogo. Este lunes lo hizo, de nuevo, el partido Copei. Lorenzo Tovar, integrante de la dirección nacional de la organización verde, consignó una carta en la sede diplomática, la tercera que ha puesto en manos del nuncio Aldo Giordano.

Tovar señaló a Contrapunto que el diálogo “no ha dado los frutos que nosotros esperábamos” y se ha convertido “en una trampa para desmontar la motivación del pueblo venezolano para buscar una salida, por vías constitucionales y democráticas, a la salida del país”.

Si no hay frutos inmediatos “debemos pararnos” y el Vaticano debe dar por finalizado el diálogo, planteó Tovar. “Por sus frutos los conoceréis”, dijo el dirigente al citar la Biblia. Y, con base en esta afirmación, opinó que de la mesa no hay frutos.

El Vaticano “debe emplazar al Gobierno para que cumpla con las promesas, los planteamientos y los requerimientos que ha hecho la oposición, porque la oposición ha cumplido pero el gobierno lo que hace es darle largas”, enfatizó.

El dirigente de Copei explicó que, si el 6 de diciembre “no hay frutos”, el G15 de la Mesa de la Unidad Democrática retomará su agenda de movilizaciones. Replicó al presidente Nicolás Maduro que, si quiere que nadie se levante de la mesa, “el gobierno debe cumplir”. En su opinión, el Ejecutivo “no ha hecho nada” por el diálogo, porque todavía “hay muchos presos, mucha gente detenida y persecución del gobierno”.