http://www.facebook.com/OrdenVenezuela

Sábado, 24 de Febrero de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

El baile, exotismo y disfraces de las cariocas son la atracción principal de toda escuela de samba

Ellas son las reinas más bellas y sensuales que desfilaron en el Sambódromo de Río

Ellas son las reinas más bellas y sensuales que desfilaron en el Sambódromo de Río
Tres bellas sambistas. La del centro es la presentadora de televisión de Río de Janeiro Sabrina Sato, una de las más admiradas reinas que desfiló en el Sambódromo - Fotos: EFE
  •  
  • Contrapunto
  • Martes, 13 de Febrero de 2018 a las 1:43 p.m.

Pueden ser mitad pájaros mitad mujer, guerreras o hadas, lo cierto es que las cariocas se roban todas las miradas en los desfiles del Sambódromo, donde con sus esculturales cuerpos y bailes "le quitan el hipo" a miles de nativos y turistas

Ha llegado el último día de Carnaval en Río de Janeiro. En el Templo de la Samba, miles de turistas y nativos dejaron durante cuatro días los suspiros para las más bellas mujeres, bailarinas, sambistas cariocas, quienes se convierten cada año, todos los años, en las reinas del Carnaval.

Con mucho tiempo de preparación, más de 10 meses, famosas modelos, actrices, presentadoras de televisión y sobre todo bailarinas, se dedican, con sus respectivas escuelas o grupos especiales, a preparar los disfraces y atuendos que lucirán, incluyendo diseño del maquillaje, tatuajes, accesorios y tocados, siempre de infaltables plumas, el sello más tradicional del disfraz de las reinas de cada escuela.

Una de las más admiradas sambistas: la presentadora de TV, Sabrina Sato, cubierta de oro

Las noches de desfiles de carnaval en el Sambódromo de Río de Janeiro, incluyeron a 13 escuelas, que entre músicos, bailarines y figuras destacadas, todos con espectaculares atuendos y disfraces alusivos al tema escogido, tienen entre 65 y 75 minutos para atravesar los 700 metros del Sambódromo, una pasarela en la avenida Marqués de Sapucaí rodeada por tribunas con capacidad para 75 mil espectadores.

Pero siempre es la belleza y energía femenina la más admirada en los desfiles. La noche de este lunes de carnaval comenzó con un homenaje al arte de la mano de la Escuela "Unidos da Tijuca", la primera de la seis escuelas que se presentaron ese día.

"Unidos da Tijuca", de la zona norte de Río, rindió homenaje a Miguel Falabella, un escritor y director que dedicó su vida al carnaval, con un espectáculo bautizado como "Corazón urbano: Miguel, el arcángel de las artes, saluda al pueblo y pide paso".

Dos imágenes de bailarinas del Grupo Especial "Unidos de Tijuca"

Entre las protagonistas está la Escuela "Portela", campeona del año pasado, que lanzó un mensaje contra la intolerancia con un montaje que narra la historia de un grupo de judíos que escapó de la inquisición en Europa y con los años terminó en Estados Unidos y trabajó en la fundación de Nueva York.

Paz y belleza en el mensaje de la Escuela "Portela", de la cual forman parte estas dos bailarinas

"Unión de la Isla del Gobernador" eligió la gastronomía para "Brasil come de todo", un repaso por el sabor de la comida brasileña y por su cultura. Su comparsa fue una de las más aplaudidas y con las más bellas sambistas de trajes muy coloridos.

De la Escuela "Unión de la Isla del Gobernador" forman parte estas bailarinas

"Salgueiro", otra de las escuelas favoritas, volvió a las raíces con "Mujeres del vientre del mundo", en homenaje a las madres negras que fueron guerreras, heroínas, artistas y fundadoras de Brasil.

Esta "mulata" fue aplaudida en el desfile de Salgueiro que recordó a las madres fundadoras de Brasil

Otra belleza de "Salgueiro" entre las más de mi que desfilaron en el Sambódromo este 2018

"Emperatriz Leopoldinense", también una de las escuelas más famosas de todos los carnavales de Río de Janeiro, esta vez conmemoró el bicentenario de la creación del Museo Nacional, el primero del país.

Sambista del Grupo "Emperatriz Leopoldinense"

Por su parte una de las escuelas más tradicionales, "Beija-Flor", la última en desfilar, se rindió ante el "Frankestein" de Mary Shelley, con "Monstruo es aquel que no sabe amar", aunque sus mujeres sambistas no tenían vestuarios de monstruos.


Una escultural sambista de la escuela "Beija-Flor" disfruta de su desfile por el Sambódromo

Para reforzar el relato de su desfile, las escuelas de samba pueden ayudarse con sus disfraces, con las hasta ocho enormes carrozas alegóricas que empujan en la avenida y con las diferentes alegorías con las que equipan a sus diferentes alas (grupos de bailarines con el mismo disfraz), su comisión de frente y su batería (orquestas de percusión con hasta 300 músicos).


Con información de EFE

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/