http://www.venamcham.org/

Viernes, 09 de Diciembre de 2016

Contrapunto.com

Nacional

Temen que, si los militares se retiran, los malandros regresen a vengarse del pueblo

En algunas zonas de Barlovento sí quieren las OLP

En algunas zonas de Barlovento sí quieren las OLP
Más de 300 habitantes de El Café protestaron para apoyar las acciones militares - Foto: Anthony AsCer Aparicio
  •  
  • Daniel Blanco
  • Miércoles, 30 de Noviembre de 2016 a las 7:05 p.m.

En el municipio Acevedo del estado Miranda, un pueblo entero considera que el fin justifica los medios en la lucha contra el hampa. Este miércoles cerraron la vía para apoyar al Ejército

El Café y Capaya están ubicados a un lado de la carretera vieja de Higuerote. Una antigua rivalidad entre ambos pueblos mantiene en zozobra a sus pobladores. Mientras un caserío llora a sus muertos, víctimas de una masacre perpetrada por efectivos militares en el contexto de las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP), otros acusan a los fallecidos de presuntamente haber azotado la zona y piden acciones más contundentes contra el hampa barloventeña.

Foto: Anthony AsCer Aparicio

Foto: Daniel Blanco

“Antes de que llegaran los militares era normal ver a los malandros paseando con escopetas por el pueblo. Nos teníamos que encerrar a las cuatro de la tarde para que no nos mataran”, dice un poblador de El Café, al comentar cómo eran las cosas antes de que efectivos del Ejercito, pertenecientes al Batallón Caribe, establecieran una presencia permanente en el pueblo.

Foto: Anthony AsCer Aparicio

Foto: Anthony AsCer Aparicio

Desde el pasado viernes, cuando 11 efectivos militares fueron responsabilizados por su presunta participación en la detención y desaparición de 12 personas, en la zona se propagaron comentarios sobre una posible retirada de los efectivos. A causa de dichos rumores, este miércoles una protesta cerró el paso por la carretera vieja de Higuerote.

Foto: Daniel Blanco

Foto: Anthony AsCer Aparicio

Niños, mujeres y abuelos tomaron a primera hora la vía que comunica Caucagua con el litoral mirandino. La mayoría de las pancartas y consignas aplaudían la presencia y las actuaciones del Batallón Caribe 323, la unidad militar señalada por los familiares de los desaparecidos como supuesta culpable de la masacre.

Foto: Daniel Blanco

Foto: Anthony AsCer Aparicio

Habitantes de la zona temen que, una vez idos los funcionarios castrenses, las bandas de caseríos vecinos tomen represalias. Ana Saint-Pasteu y Héctor Saint- Pasteu son hermanos y comparten el mismo temor de sus vecinos. Ambos aseguran que, antes de la llegada de los militares, era común que delincuentes de Capaya ingresaran a El Café para asesinar a sus pobladores.

Foto: Daniel Blanco

Foto: Anthony AsCer Aparicio

Debido a las acciones de las bandas, una de las víctimas, familiar de Ana y Héctor, tuvo que ser enterrada en un cementerio en las afueras de la parroquia. Los grupos armados obligaban a los deudos a sepultar a sus parientes fuera del poblado, en los cementerios de Caucagua o de Capaya. Quien no cumplía, encontraba una tumba profanada como respuesta.

Los líderes de la comunidad aprovecharon la tranca para recoger firmas en apoyo a los uniformados de verde. Consejos comunales, comerciantes y transportistas también aprovecharon la oportunidad para solicitar al gobierno nacional que aumente el número de operativos militares en el sector.

Foto: Anthony AsCer Aparicio

Foto: Anthony AsCer Aparicio

Otros habitantes fueron más allá y se aproximaron a pie, en moto y hasta en autobús al comando del Batallón Caribe para expresar su apoyo a los efectivos castrenses. "Yo trabajo en la Bimbo de Guarenas, y antes de la presencia de los militares tenía que esconder mi uniforme de trabajo cuando llegaba al pueblo para que no me robaran", comentó un joven de la comunidad que pidió no ser identidicado.

FotoFoto: Daniel Blanco

Foto: Daniel Blanco

Pasó el mediodía y el pueblo siguió firme y con una intención clara: mantener la protesta para evitar que los uniformados de verde sean retirados del lugar. Una vez que las cámaras se apagaron, los más jóvenes -provenientes del Liceo Francisco de Miranda- aprobaron en privado las tácticas usadas durante las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP).

Foto: Anthony AsCer Aparicio

http://www.gotasdeayuda.com/