https://www.navicu.com/?src=af

Martes, 26 de Septiembre de 2017

Contrapunto.com

Opinión

Corpus Christi

Esto no tiene nombre

Esto no tiene nombre
La intérprete-creadora Marcela Lunar y el Cultor tradicional Carlos Hernández Madriz en San Juan de Curiepe - Fotos: Rafael Betancourt

la creación a partir del hecho tradicional no se circunscribe única y necesariamente a lo corporal, también intervienen modos de vida que le atribuye esa condición histórica y humana que trasciende lo estético

Hace aproximadamente 11 entregas escribí un artículo al que llamé "¿Y qué nombre le pondremos?", haciendo alusión a la canción lúdica del Matarile para exponer algunos elementos sobre la común denominación de “Danza Tradicional” y las expresiones culturales reconocidas por esta categoría, donde consideré el uso indistinto que hacemos de ella para referirnos a manifestaciones socioculturales caracterizadas por la vital presencia de un tiempo histórico incorporado que han pasado por generaciones realizándose en sus contextos y, por otro lado, a las propuestas estéticas resultados de procesos de creación escénica, con clara inspiración en la tradición, desarrolladas por agrupaciones artísticas. Lo que generó un interesante intercambio con mis colegas profesores de la Universidad Nacional Experimental de las Artes – UNEARTE, quienes participamos en la elaboración de los programas de la Unidad Curricular Saberes Populares y Tradiciones.

Desde la hermosa ciudad de Quito, Ecuador, se suma mi amiga María Emilia Durán García, intérprete de danza y dedicada investigadora sobre los Estudios de Género, quien desde una de las redes sociales por la que acostumbro difundir los artículos, me escribe:

Me parece que el artículo nos invita a reflexionar muchísimo sobre un aspecto que aparentemente no está resuelto y puede ser provechoso plantear nuevamente. No es menor tu planteamiento. Parto de qué no sé hasta qué punto continuamos sosteniendo la tradición solo en su aspecto más estético (donde podrían entrar todas las expresiones artísticas que "reproducen" esas manifestaciones locales) pero no necesariamente entramos a ver cuán tradicionales son las tradiciones si asumimos que son dialécticas, transformadoras y humanas.

San Juan de Naiguatá

El núcleo de la tradición para mí recae en su valor comunitario. Pero eso no observamos en la escena, tampoco observamos las contradicciones o las prácticas comunitarias propias de cada fiesta sobre procesos sociales y económicos que hacen parte del sostenimiento de la "tradición".

Entonces nos quedamos en aquellos aspectos estéticos que también hablan de la historia comunitaria pero de una forma ahístorica a mi parecer, lo cual no es necesariamente negativo o ilegítimo en el proceso de creación escénica, pero sí siento y creo que, en el proceso pedagógico, hay que incorporar a las metodologías de búsqueda estos otros aspectos materiales como la economía, el género, lo racial, por poner algunos temas que son de mi interés personal. Acá dejo entonces mi desvarío dominguero con sendo frío andino para el debate. Abrazos.

Asumiendo el afectuoso debate que propone María Emilia, coincido que nos un planteamiento menor y necesitamos avanzar hacia una redefinición de las formas de entender estás realidades, otra visión de la multiplicidad de las formas de expresión como el arte y la tradición se hacen cuerpo y movimiento (danza), de cómo la danza puede ser arte y tradición. Como la creación a partir del hecho tradicional no se circunscribe única y necesariamente a lo corporal, me refiero a las formas y movimientos a través de los cuales la danza se hace reconocible y de sus formas coreográficas cuando éstas son de carácter colectivo, sino que en su desarrollo, como bien manifiesta María Emilia, intervienen modos de vida que le atribuye esa condición histórica y humana que trasciende lo estético pero que también lo es.

San Juanero de Naiguatá

Valorar y hacer de ello metáforas y poéticas para la creación de otras dimensiones de los social (lo cultural, lo económico y lo político), que atraviesan la danza tradicional –como fenómeno de inspiración- y génesis de procesos de búsquedas que decanten en creaciones de carácter estético y danzario, que expresen dichos modos de existencia comunitarios, en tanto realidad social que le da sentido al hecho estético.

Las economías, el género, lo racial como propone nuestra amiga como manifestaciones singulares de lo comunitario, podrían formar parte de las búsquedas, avanzado de lo estrictamente coreográfico-corporal como elementos referenciales y hacer de esas búsquedas, cuerpos en movimiento y desplazamientos que expresen su devenir histórico, su valor comunitario. Se me ocurre que el asunto está orientado hacia el tipo de investigación que nos estamos proponiendo, como elemento indispensable para la creación.

Si asumimos que las danzas tradicionales son contemporáneas, afirmación que nos permite rebasar la tensión bipolar e instrumental entre el pasado y el presente, y reconociendo también que lo que comúnmente denominamos Danza Contemporánea, con el pasar del tiempo se ha transformado, es decir, cada vez más lejos le quedan los necesarios aportes que la Danza Moderna proporcionó para su constitución, y actualmente, cualquier técnica corporal la enriquece, entre ellas las tradicionales, ¿dónde radican sus diferencias? Reflexión necesaria que interroga además al propio concepto de danza contemporánea y a los fenómenos culturales que esta intenta caracterizar.

Religiosidad musical en San Juan de Curiepe

Lee también en Corpus Christi: Una bailarina loca | Tremenda rumba se ha formado en el Barrio | El solar de los aburridos | El ballet y sus procesos de articulación |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/