http://www.e-bolivar.gob.ve/

Martes, 25 de Julio de 2017

http://contrapunto.com

Opinión

Gol a favor, gol en contra

“Fuga a la victoria” y placas en la acera

“Fuga a la victoria” y placas en la acera
Imagen tomada de https://insertoscine.com -

Así pues, el fútbol no fue el sueño de "Fuga a la victoria", sino el del sufrimiento de gentes de carne y hueso…

En Alemania es posible revivir el pasado con solo andar por las calles. Aquí narramos el recuerdo de una película y su relación con la infamia nazi

Kehl-Sundheim. Alemania

En la película Fuga a la victoria, en la que Pelé, Bobby Moore, Osvaldo Ardiles, Sylvester Stallone y Michael Caine arman un equipo para vencer al de los soldados nazis, se da la fantasía: al terminar el partido, que en sus minutos de postrimería el negro brasileño empata con un gol de chilena, y la afición, enardecida, delirante, se lanza al campo y saca entreverados en el gentío a los jugadores, camino a la libertad. Eso pasa en el film, pero no pasó en la Alemania de la vida real. Hace unos días, caminando distraídos por calles del centro de esta ciudad fronteriza, topamos con placas en una acera que hablaban de gentes que fueron sacadas de sus domicilios, secuestradas por las fuerzas represivas de Adolf Hitler, y llevadas a campos de exterminio por el pecado de ser judíos. Esas personas vivían ahí, en las casas frente a la acera, y por analogía recordamos la película y su irrealidad: equipos enteros de fútbol fueron llevados a lugares terribles de concentración y más nunca se supo de ellos. Así pues, el fútbol no fue el sueño de "Fuga a la victoria", sino el del sufrimiento de gentes de carne y hueso…

Metros más allá, vemos un templo de proporciones gigantescas, en el que decenas de obreros cumplen ingentes labores de refacción. Es una iglesia Protestante, la religión que predomina en Alemania, que se alista para conmemorar los 500 años de las proclamas de Martin Lutero contra la iglesia Católica y el Papa (y fue por esos años, más o menos, cuando en Florencia se comenzó a jugar Il Calcio, considerado antecesor del fútbol de hoy día). Lutero, reformista, contestatario, colgó de la iglesia de la ciudad de Wittenberg, en 1517, el pergamino con 95 argumentos que provocaron su excomunión. Lutero, entre tantas cosas, expresaba su postura contra el celibato, y promovía el matrimonio de los sacerdotes: él mismo, siendo cura agustino, se casó y tuvo seis hijos. En el templo no hay santos ni figuras: solo Cristo domina y lo ve todo desde un altar manimalista. Son particularidades de una sociedad abierta, que acepta de buen grado otras expresiones de fe: un día después, y mientras paseábamos por un parque, vimos una Católica: entramos, y ahí el contraste con la luterana: santos, vírgenes, y gentes rezando en silencio.

El claqueteo de las cigüeñas es un símbolo de Kehl-Sundheim, que en realidad son dos pequeñas ciudades pegadas. Se les ve en lo alto de las casas, en la punta de las chimeneas invernales, con sus crías bajo las alas (“storchennest”, nido de cigüeñas). Entonces, y desconocemos las razones, comienza el concierto de picos como aplausos de teatro, poco antes de partir hacia el infinito con un niño que está por nacer. Es una vieja y hermosa leyenda de cuentos de hadas, y observándolas con detenimiento, verlas volar con su elegancia principal, todo eso nos pereciera cierto: sí, llevan un niño envuelto en un pañal en el largo pico de futuro.

En Alemania, el domingo es domingo de verdad, día del Señor. Un domingo aquí no se mueve una paja, todos en casa en reuniones de acercamiento familiar, y solo las panaderías abren hasta las once de la mañana. Solamente el fútbol, que se juega entre sábado y este día, mantiene un interés particular. Son ciudades quietas, de almuerzos fecundos y huevos de pascua porque es Semana Santa. En este país se trabaja hasta el Jueves Santo, pero de viernes a lunes es feriado, hasta para el los partidos de fútbol. Nos vemos por ahí.

Lee también en Gol a favor, gol en contra: Hockey sobre hielo… ¿y el fútbol? | No todos son catires, ni siquiera los jugadores de fútbol | Estados Unidos: el fútbol como curiosidad, como divertimento | Cristiano Ronaldo no se calla la boca |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/