https://venezuela.ticketmundo.com/Evento/Desorden-P%C3%BAblico-de-cerca---Guarachando-en-navidad/6646

Martes, 12 de Diciembre de 2017

Contrapunto.com

Arte y Cultura

Fueron presentadas versiones en alemán de dos los títulos más leídos de los autores latinoamericanos

Juan Rulfo y García Márquez iluminan primera jornada de la Feria del Libro de Fráncfort

Juan Rulfo y García Márquez iluminan primera jornada de la Feria del Libro de Fráncfort
Una de las miles de personas que desfilan por la Feria del Libro de Fráncfort y se detienen en las docenas de estantes de numerosas editoriales de todas partes del mundo - Foto: EFE
  •  
  • EFE
  • Jueves, 12 de Octubre de 2017 a las 4:12 p.m.

Tanto el centenario del nacimiento del "genio" mexicano Juan Rulfo como los 50 años de la primera edición publicada de "Cien años de soledad", del colombiano García Márquez, fueron parte central de las actividades del primer día de la feria

La Feria del Libro de Fráncfort, la mayor cita editorial del sector, celebró este jueves el centenario del nacimiento del genio literario mexicano Juan Rulfo, con un emotivo acto en el que participaron el escritor español Xuan Bello y la traductora de sus obras en Alemania, Dagmar Ploetz.

Patrocinado por el Instituto Cervantes de Fráncfort y la Embajada de México en Alemania, decenas de personas asistieron en la feria a un debate sobre el gran escritor latinoamericano, "una de las cumbres de la narración universal del siglo XX", en palabras de Bello.

"La brevedad de su obra confirma que el mundo es más profundo que extenso", sugirió el narrador y poeta asturiano, autor de "Historia universal de Paniceiros" y el único escritor español que ha acudido este año a Fráncfort, una cita centrada más en la comercialización de derechos editoriales que en las presentaciones literarias.

Bello destacó que en el puñado de cuentos que escribió Rulfo y en su magistral novela corta "Pedro Páramo" se encuentra "la mejor descripción de México y toda una formulación de la hispanidad".

Explicó que su descubrimiento de Rulfo con la lectura del cuento "Diles que no me maten" del libro "El llano en llamas" a los 14 o 15 años fue "una iluminación" que le llevó a traducir enseguida ese relato al bable (la lengua de Asturias) y a leer toda su producción. Bello confesó que pudo conocer al genio mexicano y tomó un vino con él en un bar de Oviedo, donde ambos se quedaron callados sin pronunciar una sola palabra durante cerca de media hora.

"Su obra es muy breve pero abarca toda la eternidad", dijo Bello evocando las palabras del poeta portugués Fernando Pessoa, quien consideraba que "el mundo es más profundo que grande". "Siempre que lo he leído he encontrado algo mío, pero algo muy familiar", y, además destacó que Rulfo "se empeña en descubrir la verdad de las cosas, a través de un milagro, una semilla que se llama poesía", a pesar de que "se acerca mucho a la poesía sin tener ningún rasgo lírico".

Dagmar Ploetz, traductora en alemán de Rulfo y García Márquez / Foto:


Por su parte, Dagmar Ploetz, dijo que realizó una segunda traducción de "Pedro Páramo" al alemán hace cerca de cinco años. Reconoció que "traducir lo poético de Rulfo es difícil", pero subrayó que "hay que fiarse de autor, intentar trasponer lo que hizo él".

Ploetz destacó su "sencillez, que no es nada sencilla" y ese "reino de la vida y la muerte en el que está todo dentro" que domina su obra y que le vincula con el poeta alemán Rainer Maria Rilke, a quien Rulfo tanto admiraba. Además, dijo, describe "una violencia que está en las cosas" y que "hace pensar en el presente y en el México actual".

Gabo entre los lectores alemanes

El prodigio, la magia y el talento de Gabriel García Márquez también iluminaron este jueves el encapotado cielo gris sobre la Feria de Fráncfort con motivo de la presentación de la nueva traducción alemana de "Cien años de soledad" para conmemorar los 50 años de su publicación, que se han cumplido este 2017.

Decenas de personas se congregaron en una de las salas del gigantesco recinto ferial para convivir de nuevo unos instantes con la obra, la figura y la alegría del maestro colombiano, de la mano de su paisano y amigo el escritor Héctor Abad Faciolince y de la alemana Dagmar Ploetz, que afrontó el desafío de volver a traducir, cincuenta años después, la que sin duda es una de las obras en español más leídas en Alemania de todos los tiempos.

Abad relató varias anécdotas y peripecias de Gabo, que como él mismo dijo, "convertía la vida en un cuento de las mil y una noches", a lo que se sumó también la agente literaria alemana Michi Strausfeld, mientras que Ploetz leyó algún pasaje de su obra más celebrada y detalló el reto que acometió.

El escritor Héctor Abad Fancioline contó varias anécdotas de su compatriora García Márquez / Foto: hectorabad.com


"Las dificultades son grandes, una siente mucha responsabilidad de traducir una obra así, hay que fiarse del autor y seguirlo bien de cerca y entonces los problemas se diluyen en cierto modo", reconoció la alemana. Ploetz confesó que trabajó sin haber leído la primera traducción ya que, de lo contrario, se "hubiera vuelto loca" y que solo después de haber acabado su primer borrador comparó ambas. "Me di cuenta de que algunas cosas eran muy parecidas y otras completamente distintas porque mi predecesor no dominaba muy bien el español, a pesar de ser un gran literato que escribía muy bien", dijo.

Además de deleitar al público con episodios y detalles de la vida de García Márquez, el colombiano Abad destacó "el logro maravilloso de hacer una literatura de gran calidad, que los eruditos leían con gran placer, encontrando alusiones muy sofisticadas, burlas o risas" y que los lectores normales también disfrutaban con igual deleite.

"Aunque está lleno de exageraciones, aunque su lenguaje es elaborado, es también de una poesía sencilla que los lectores normales captan a un nivel y los lectores elevados disfrutan a otro", dijo a EFE.

Protagonismo hispano

La presentación de la nueva traducción alemana de "Cien años de soledad" inundó de magia un rincón de la feria, que premió a la cineasta española Isabel Coixet por su adaptación de la novela "The Bookshop" de la escritora británica Penelope Fitzgerald para su última película "La librería".

Coixet fue galardonada con el premio a la mejor filmación literaria internacional que concede anualmente la Feria del Libro de Fráncfort desde 2004.

En suma, hubo protagonismo hispano en la primera jornada de una feria en la que participan 168 editoriales españolas, con pabellones propios o agrupadas en el recinto de la Federación de Gremios de Editores de España. Una edición en la que Francia es el invitado de honor y que espera este año un significativo crecimiento de la negociación de derechos editoriales, según sus organizadores.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/