http://www.facebook.com/OrdenVenezuela

Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Contrapunto.com

Municipales2017

"La unidad es fundamental para ganar y llegar a Miraflores, pero no solo la unidad de la oposición"

"Kico" Bautista: "El liderazgo de la oposición se está suicidando" con la abstención

"La abstención es un error terrible y sobre todo de parte de un liderazgo que no se revisa", dice el periodista Francisco "Kiko" Bautista, candidato a la alcaldía de Baruta - Fotos: Ernesto García
  •  
  • Emma Sánchez Álvarez
  • Domingo, 12 de Noviembre de 2017 a las 2:12 p.m.

Francisco "Kico" Bautista, aspirante a la alcaldía de Baruta, asegura que ir o no la constituyente no puede ser razón para dejar de participar en las municipales. A la constituyente "hay que ir, burlarse y pasarle por encima", opina

Francisco Bautista, mejor conocido como Kico, es un periodista venezolano que ahora busca explorar la gestión gubernamental municipal, como candidato ya inscrito ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) por la alcaldía de Baruta.

A quienes les extraña que el comunicador social ingrese en la arena de la política, él mismo se encarga de presentarles su experiencia en este terreno: “Cuando muchacho fui dirigente estudiantil en el liceo y presidente del centro de estudiantes en la Universidad, y después, de la Federación de Centros Universitarios. Fui miembro de la dirección del Movimiento al Socialismo, dirigente gremial como secretario general del Colegio de Periodistas y dirigente sindical”.

Además, añade, "en el periodismo siempre tuve como fuente la política, no solamente porque me gustaba, sino porque la entendía. La política es un asunto de inteligencia, de comprender y valorar escenarios. No es lo que yo quiera, sino lo que la realidad impone. Nosotros, en el campo profesional, hemos aprendido a evaluar esa realidad, porque el periodismo nos da muchas herramientas para hacerlo. Y hemos estado participando durante estos 18 años siempre en política. Hemos estado en todos los conflictos y episodios, recibiendo bastantes bombas lacrimógenas. Nos han metido en tribunales, perdimos el trabajo, nos botaron de nuestros empleos y, como todo el liderazgo, hemos sido perseguidos".

En esta entrevista con Contrapunto, Kico Bautista asume un tono muy crítico y analítico sobre el rol de la oposición: “No soy un recién llegado a la política. Hace años que no soy militante, pero creo en los partidos y he defendido a la Mesa de la Unidad Democrática porque creo en el liderazgo, en la dirección política y en la necesidad de la estrategia común”.

Bautista critica el llamado a la abstención de algunos partidos de la MUD. "Ahora en Venezuela al que no milite en un partido le es muy difícil que acceda a un cargo, porque los partidos controlan todo eso. Eso hay que cambiarlo y esta es una buena oportunidad. Mi candidatura no es para hablarles a mis amigos o a Baruta solamente, sino al país. Por supuesto, es importante la gestión y comunicación con los vecinos, pero hay que dirigirse también al país, porque estamos cometiendo un error muy grande que es el de la abstención".

–¿Su candidatura puede interpretarse como una nueva avanzada en el liderazgo político, en el contexto de la deteriorada imagen de muchos políticos venezolanos? ¿Qué lo hace tomar esta decisión y asumir este reto de lanzarse por la alcaldía de Baruta?

–El liderazgo de la oposición se está suicidando. En 2005 nosotros nos abstuvimos en la elección para la Asamblea Nacional, y luego fue difícil reincorporarnos a la lucha electoral. Todo el mundo coincide en que no haber participado en esos comicios fue un error. Hoy también lo es, porque se parte de que hay fraude y abuso. Es verdad que esto no se puede permitir, pero hay que pelear por cambiar las condiciones y el CNE para que haya transparencia. Hoy por hoy el liderazgo no hace esto, sino que se escuda en el “nos robaron” para no ver la realidad, porque esa realidad es que en las elecciones de gobernadores perdimos casi 2.800.000 votos. ¿Dónde están esos votos? Bueno, en la abstención, en la gente que ha emigrado, en grupos sociales que votaban antes por la oposición y no lo hicieron porque nosotros nos limitamos a hablar de “Maduro vete ya” y dejamos de lado las consignas que tienen que ver con el hambre, la educación, los servicios públicos, desabastecimiento, hiperinflación, desaparición de medicinas, delincuencia y miseria. Para la gente la urgencia es la comida, el futuro de sus hijos y la vida. Por eso el carné de la patria es demoledor y ha mantenido al gobierno. Esto hay que desmontarlo.

–¿Cuál es su lectura de lo que está pasando en la MUD, en la oposición y en los partidos de oposición?

–Esta es una oportunidad para debatir con el liderazgo todo lo que se refiere a la política, al aparato electoral que no funcionó como es debido. Hubo ausencia de testigos que abandonaron las mesas y despelote en la estructura. También es el momento para discutir el tema de la unidad: ¿cómo es eso de que estamos unidos pero nos vivimos masacrando? Ahora se planteó en el Zulia una unidad de un pedazo sin el otro. Cada vez que hablamos en los medios es para destruirnos. En las redes hay campañas sucias permanentes contra todos los dirigentes de la oposición. Hay gente que se dedica única y exclusivamente a hablar mal de nuestros líderes. Desde que soy candidato me tienen una campaña todos los días donde me dicen cantidad de barbaridades, y esos que son laboratorios, muchos de ellos del gobierno, la gente los compra y los sigue. Hay que discutir entonces cómo hacemos para que la gente entienda que no puede caer en esas campañas porque le hace el favor al gobierno.

Bautista llama a no caer en la trampa de la constituyente. "Este régimen nos monta una trampa elemental: si no te juramentas ante la ANC no vas para el baile. Y se decide que no se juramentan por un problema de principios, pero este no es un problema de principios, es una jugada política. Hay que verla como tal, y darle la vuelta para ver cómo la burlas, porque si no, te quedas fuera de las elecciones siempre. El problema es que el liderazgo de la oposición, en vez de discutir cómo hacer política, cómo salimos de todas esas trampas y recuperamos alcaldías, gobernaciones y vamos para las presidenciales en las mejores condiciones, lo que hace es lamentarse, dividirse y acusarse. Esto impone un debate", expresa.

–En la MUD y en la oposición hay un sinfín de opiniones, desde las más radicales hasta las más moderadas, sin lograr un punto de encuentro…

–Un gobierno que es tan malo, que abusa tanto, durante el cual tenemos tantos muertos y mucho dolor, produce radicalidad, porque además ellos convocan el odio de clases. Hemos comprado el esquema de confrontación del gobierno. Hay gente que está llena de odio. Odia al gobierno y odia al que no piensa como él, y esto es grave. Hay que combatirlo. La unidad es fundamental para ganar y llegar a Miraflores, pero no solo la unidad de la oposición sino del país, de la gente que no está en partidos, de partidos que no están en la MUD y los disidentes del chavismo. Hay que sumar. Aquí hay gente que, si vienes del chavismo, te maltrata. ¿Qué es eso? Así no se suma.

En su opinión "hay que plantearle al liderazgo de la oposición que cambie su visión de la política que es errada, porque la abstención es incoherencia. Dicen que no van a las municipales pero hacen unas primarias para elegir el candidato presidencial sin cambiar las condiciones. Y luego destruyeron el estado de ánimo de lucha que había en la calle, donde la gente estaba peleando y poniendo el corazón para sacar al gobierno".

Ahora "ese estado de lucha es derrota. La gente está desesperanzada porque, entre otras cosas, como liderazgo no le dijimos la verdad y nos equivocamos en la política diciéndole a la gente que Maduro se iba mañana y después no se fue. Eso deprime. Les dijimos a los venezolanos que se iba a parar la constituyente y no se hizo. Esto también deprime".

Insiste en que "hay un discurso en la oposición que es suicida. No reconocemos los errores y le mentimos a la gente porque no tenemos, además, buenas comunicaciones. De manera que sí hay un espacio. Por eso soy candidato: para hablar de estas cosas al país, y ponernos a discutir para ver cómo nos recuperamos, cambiamos el estado de ánimo, corregimos en política, atacamos el fraude y, además, ganamos".

–¿Qué factor incidió para que decidiera participar en las elecciones municipales?, porque ahora hay cuatro candidatos de la oposición para la alcaldía de Baruta...

–Eso se va a arreglar. Nosotros vamos a tener un solo candidato. Hay una discusión. Dos de los candidatos de la oposición son concejales, quienes argumentan que son candidatos naturales por su trabajo en Baruta y su relación con los vecinos. Pero resulta que en Baruta hay muchos vecinos y todos tienen derecho. Hay partidos y tienen derecho a postular. Pero, además, el único ingrediente que está en juego en todo esto no es la alcaldía de Baruta, es el país. De manera que esto hay que evaluarlo también.

Kico Bautista dijo esperar que la oposición unifique las candidaturas. "Yo tengo confianza en que lleguemos a un acuerdo, porque si no, nos va a ser difícil ganarle al chavismo, porque de los 92 mil votos que tuvimos en el proceso de elección de gobernadores, y Baruta votando por Carlos Ocariz, es posible que eso esté a la mitad, o 60% a 40% a favor de la abstención, porque este es un municipio muy de oposición, y como los principales partidos están en la oposición eso refuerza esa conducta. De manera que no podemos dejar de considerar todos estos eventos. Por otra parte, el discurso de la unidad es fundamental. Hay que tratarse como aliados y como hermanos; no como enemigos".

–¿Cuál será su estrategia de campaña?

–Primero, todo esto que te estoy diciendo: hablarles a los sectores de oposición; segundo, meternos en los sectores populares y valorar; tercero, presentar unas propuestas que permitan que, a pesar de las debilidades presupuestarias, se pueda hacer una gestión que ayude en la calidad de vida de los vecinos.

–¿Cuál es su principal ofrecimiento para los baruteños?

–Yo creo que hay que hacer un gobierno con las estructuras vecinales, incorporar y democratizar las decisiones, entregarle gran parte de la gestión a la gente. Además, el tema de la inseguridad es muy grave aquí, y hay que hacer un esfuerzo para corregir eso. Está también la mala condición de las vías, que están llenas de huecos. Hay que tapar huecos. También atender a la Baruta cultural para que la gente pueda salir de las casas, que no lo hace por el miedo a la delincuencia. Hay que ofrecerle atractivos a la gente, mucha vida cultural y aquí hay como hacerlo. Vamos a llamar a todo el mundo de la cultura para que participe.

Igualmente "vamos a incentivar a la Baruta productiva. Hay que buscar nuevos ingresos para el municipio. Hay que estimular el sector empresarial. Nosotros tenemos que defender nuestras áreas verdes que, en muchos casos, la construcción exagerada las maltrata. Con esto no estoy diciendo que hay que parar la construcción, sino que se haga con respeto. Vamos a hacer propuestas siempre buscando la realidad, sin mentir, porque hay condiciones adversas muy grandes".

–¿Quién lo apoya? ¿Está consciente de que se necesita dinero para sacar adelante una campaña y en tan poco tiempo?

–Desde que lanzamos la candidatura se ha aparecido un gentío. Yo vivo en Bello Monte y esta es una zona muy ligada a la Universidad Central de Venezuela. Se han contactado conmigo muchísimos profesores, además de amigos. Hay personas que están dispuestas a apoyar en la realización de un plan de gobierno para hacer proyectos novedosos que ayuden a que la gente viva mejor. Yo estoy seguro de que vamos a tener mucha ayuda de los vecinos, los partidos, la gente que no quiere entregar Baruta; también están los empresarios y restaurantes del municipio.

–Volvamos al tema de la oposición. ¿Cuál ha sido el peor error de la oposición venezolana?

–La discusión sobre la salida, si es electoral o no, nos ha tenido estos 18 años de aquí para allá. Unas veces son los radicales los que dirigen, y otras veces los moderados. Pero esta es una discusión ficticia porque ni la calle ni los votos han logrado que lleguemos al poder. Por el contrario, tenemos muchos fracasos. Y eso tiene que ver con que no hemos contado en forma permanente con un liderazgo profesional, de partidos, que utilice las herramientas de la política para medir (encuestas, focus group o redes); que haga buenas comunicaciones, que discuta los temas, que elabore propuestas, que cuente con salas situacionales y estrategias para estar claros de los distintos escenarios. Se necesita ese tipo de liderazgo que es el que el gobierno tiene, porque este nos rebana a punta de juegos, trampas, estrategias y objetivos. Se meten en las redes, y como saben que estamos divididos entre radicales y moderados, estimulan a unos y a otros para que peleen. A eso hay que hacerle política.

Bautista remarca que ir a la constituyente no puede ser un punto de honor. "Nos ponen una trampa con la juramentación, y convertimos este aspecto en un problema de honor a la ANC, cuando a eso hay que ir, burlarse y pasarle por encima. Hay que darle una respuesta política. Nuestros gobernadores no son ningunos traidores ni vendidos. Esa es la verdad. Hace falta subirle la calidad al liderazgo".

–Entonces, ¿piensa usted que los gobernadores de la oposición que ganaron en las elecciones del 15 de octubre hicieron bien al juramentarse ante la ANC?

–Claro que sí, porque estamos ante una trampa. Yo respeto mucho a Juan Pablo Guanipa, pero a mí me parece una torpeza haber entregado la gobernación del Zulia. Además, Guanipa, que peleó contra Rosales, que trabajó por ganar y gana, luego va y entrega la gobernación porque en su partido hay una gente que dice que se cerró la vía electoral. ¿Qué eso, por Dios? La abstención es un error terrible, y sobre todo producto de un liderazgo que no se revisa.

–¿Cómo interpreta la decisión del gobierno de habilitar a Manuel Rosales?

–A Manuel Rosales lo exilió Chávez. Se va seis años, regresa justo antes de la Asamblea Nacional porque él sabía que eso se iba a ganar. Era un buen ambiente. Lo meten preso un año, y estando preso comienzan una campaña diciendo que está con el gobierno. Sacan a 55 presos, a muchos de ellos le dan casa por cárcel, Leopoldo, Ceballos... A Rosales también se la dan, entonces era un traidor. Lo liberan. Sale a batallar por su esposa en el Zulia, su partido y su región. Pierde y sale apoyar a Guanipa, hace cuñas y se faja. No hizo como Primero Justicia en Aragua, que no ayudó a Ismael García en nada. Entonces Manuel Rosales, como el gobierno, sabe que está en esas condiciones que lo señalan de traidor y vendido por mucha gente de la oposición para desmoralizar, dividir y destruir lo habilitan. De esta forma matan a Un Nuevo Tiempo y a Manuel Rosales. Y, efectivamente, comienzan a destruirlo. Manuel es un político, sabe que tiene que ir a la alcaldía y a la gobernación y que tiene que pelear. No se puede quedar con la chapa pegada. Pero lo destruyen como lo hicieron con Henri Falcón y perdimos Lara.

"Es que el problema de la unidad es que no podemos atacarnos permanentemente y serrucharnos nosotros mismos. La unidad es para que los que están en ella crezcan; es para el respeto. Pero esta caimanera que tenemos es horrorosa, porque por re o por fa siempre te acusan. En la oposición no hay traidores".

–La oposición ha logrado éxitos, pero luego cae en un abismo o en un error que la gente no comprende... Frente a esto, ¿cuál ha sido el éxito de este gobierno?

–Cada vez que la oposición tiene fuerza se lanza otra vez a atacar, antes a Chavéz y ahora a Maduro. Resulta que, después de cuatro meses de calle, no logramos sacar a Maduro. Estas derrotas producen que la gente se desanime. Y el gobierno lo sabe, por eso pusieron las elecciones de gobernadores detrás de la constituyente para que la depresión le sirviera a ellos para ganar. Nos conocen. No hay derecho que después de 18 años cogiendo leña seamos tan susceptibles; deberíamos tener un nivel político que nos permita blindarnos frente a las trampas y las manipulaciones del gobierno.

En su criterio "el estado de ánimo pasa no solo por la derrota sino por la división; los improperios de la oposición unos contra otros y las zancadillas que se están metiendo provocan que la gente ya no quiera marchar ni votar, sino irse del país", asegura.

–¿Cómo ve Kiko, desde la posición del periodista, la situación de los medios de comunicación social? Porque algunos venezolanos señalan a los medios como parte del status quo del régimen...

–No es así. Los medios son víctimas. Recordemos que cerraron RCTV, el circuito Belfort, numerosas radios, los periódicos no tienen papel, además existe una coacción permanente por el tema legal de las concesiones, los chantajean, los llaman y presionan para que no opinen y han logrado que en televisión se cuiden y no veamos programas de opinión en los principales canales. No es fácil la llamada permanente y la amenaza. Los medios no son culpables de esto. Gracias a Dios han surgido las redes y nuevas tecnologías que son comunicaciones horizontales y la gente participa. A través de estas redes todo el mundo pudo ver la represión en Venezuela, y por eso la gran solidaridad que hay con nuestro país. Estos medios alternativos tienen mucho que aportar, pero también las redes se convierten en laboratorios de guerra sucia, y contaminan todo. Yo creo que Henri (Falcón), Ramos y Capriles son víctimas de esos laboratorios de redes, y que sus decisiones tienen mucho que ver con el chantaje que les están montando quienes los atacan. Buscando aplausos y evitando los ataques, terminan siendo víctimas de esas estrategias que buscan llevarnos a la abstención, a que no participemos, y que el gobierno usa con mucha inteligencia.

–¿Pero de qué forma se puede salir de todo esto?

–A través de una comunicación honesta. Esa es la clave. Hemos sido muy erráticos, generamos diferentes mensajes. Un día decimos algo y al otro lo contrario. Los principales partidos por debajo de cuerda están apoyando candidatos, cosa que me parece buena porque hay que defender las alcaldías, pero debemos ser honestos. Cometimos muchos errores, éramos muy buenos agitando, pero ocurrió la constituyente, no dijimos ni hicimos nada ni balance, no entendimos que la gente tenía dolores y pasamos de una cosa a la otra. Hay una ausencia de las comunicaciones importante. Todo esto tiene que ser superado, y esto se logra con debate, diciéndoles a nuestros dirigentes que es un error la abstención. Es un error que ya cometimos: la abstención te anula, produce una caída de ánimo, no es una convocatoria a la lucha y además nos divide.

–¿A usted le parece que a la dirigencia de la oposición le ha faltado honestidad?

–Claro, ha faltado mucha honestidad. Decimos cosas que el auditorio quiere oír y no las cosas que hay que hacer. No nos enfrentamos a la gente para explicarle la política. Aquí todo el mundo habla de política, pero se supone que son los líderes, los profesionales, que cuentan con más herramientas y tienen experiencia. Pero al final resulta que van los caballos detrás de la carreta. El liderazgo de la oposición, cuando se dio cuenta de que la gente no quería votar en las elecciones municipales producto de la derrota y la decepción de las regionales, en vez de enfrentar esto con un discurso positivo, honesto, de unidad, comenzó a dividirse y atacarse. Así no se hace política. Somos víctimas de nuestras miserias, porque detrás de todos los errores recientes de la oposición está la campaña presidencial, quién llega a Miraflores y quién es el candidato... cada partido tiene su esquema y plan de lucha... Cada caballo hala para su lado.