https://www.navicu.com/

Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Contrapunto.com

Opinión

Gol a favor, gol en contra

Las añoranzas de Messi

Las añoranzas de Messi
- Imagen tomada de http://estaticos.sport.es/

Hay jugadores afortunados que sin ser nada especial han podido saborear el sabor de un título. Pero otros, por buenos que hayan sido, han estado perseguidos por el misterio indescifrable del maleficio. El astro argentino parece ser uno de ellos

Las cuentas pendientes no son solo parcelas exclusivas de los dueños de negocios o de funcionarios de contabilidad de las empresas. En sentido figurado, también las hay en otros ámbitos de la vida: en el fútbol, en este caso. Hablemos de los grandes jugadores de la historia que se han ido a vivir sus vidas tranquilas y anónimas sin tener la visión hipnótica de un trofeo de campeón en sus viejas vitrinas. Pero eso ya es clavo pasado. Ahora nos ocupan tipos que, como Lionel Messi, tienen una “cuenta pendiente” con su gente, con los argentinos, con los aficionados del mundo entero que han idolatrado su figura, sus esquives y su inventiva de alquimista consumado.

Tres mundiales, cuatro copas América, y nada. Busca en sus fuentes, abreva en sus ríos de sortilegio, y nada. Una de esas veces, cuando contaba con 20 años de edad, lo vimos en Venezuela. Jugó la final en Maracaibo de la Copa América, pero su naufragio fue evidente ante aquel Brasil que le venció por 3 a 0. Y lo vio Argentina en 2011, y lo vio Santiago de Chile cuatro años después, y lo vio Estados Unidos el año pasado en la Copa del Centenario. Pero nada, siempre nada. Y lo vio el Mundial de Alemania 2006, y Suráfrica en 2010, y Brasil en 2014. Y nada. Messi tendrá el consuelo de haberle dado a su país la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de 2008, en China, y el Mundial Sub-20 de 2005, pero las frustraciones de los grandes compromisos estará por siempre ahí, dentro de él, imposibles de olvidar.

Las añoranzas de Lionel Messi es el título de esta columna, y no se nos ocurrió otro más apropiado para regresar en el tiempo y pensar que su luminoso pasado está lleno de dolor con la selección. Esas nostalgias acechantes llevaron al atacante, hoy con 30 años de edad, a dejar la selección en 2015 con un rastro de pesar: el sol se había escondido, y no había claridad que valiera ante tanta oscuridad. Regresó, dispuesto a regresar de verdad, y aunque no pudo vencer en la final de la Centenario en Nueva Jersey, piensa con obsesión en el Mundial de Rusia 2018. Entonces será su jornada del todo o nada, el día de los días, la trascendencia o el olvido, porque se jugará su última carta en la mesa de la historia del fútbol.

Nunca se sabrá quién ha sido mejor entre Lionel Messi y Diego Maradona. Son tiempos diferentes, otros climas, distintas atmósferas, y cada uno en su momento (“las comparaciones son odiosas”, como dice el “odiado” lugar común). Pero, allá en el fondo, en lo profundo de los pensamientos, Maradona tendrá guardado en su alma el brillo de la corona conseguida en el Mundial México 86. A Messi, si no puede en Moscú, le quedarán los malos recuerdos, las decisiones perdidas; tal vez podría echarle la culpa a la “mufa”, como llaman a la pava los argentinos. Entonces llegarán, inclementes, unas añoranzas que solo el correr del tiempo hará que no lo abrumen y lo envíen al país de los desdichados.

@camisetadiez

Lee también en Gol a favor, gol en contra: La vida frente al espejo de Cristiano Ronaldo | Sopita, Mantas, Paciencia: los idiomas juegan en Río de Janeiro | J.O. López y Alex Rodríguez bailan bomba y merengue | ¿Y usted quién es? ¿Yo? Pues, un futbolista famoso |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/