Miércoles, 23 de Mayo de 2018

Contrapunto.com

Presidenciales2018

Las otras cosas que pueden hacer que Maduro gane el 20-M (además de las ya conocidas)

Las otras cosas que pueden hacer que Maduro gane el 20-M (además de las ya conocidas)
- Foto: AVN / Archivo
  •  
  • Vanessa Davies
  • Miércoles, 16 de Mayo de 2018 a las 12:03 a.m.

A pesar del descontento, los sectores populares se sienten tomados en cuenta por Maduro, dice Oscar Schémel. Quienes revenden productos o efectivo, perciben la crisis de otra manera, señaló el diputado y economista Omar Ávila

Cuando el analista Oscar Schémel dijo en un encuentro con periodistas, hace casi dos semanas, que el presidente Maduro probablemente gane las elecciones del 20 de mayo, el revuelo fue generalizado. Una reportera le preguntó cómo era posible que un mandatario con tanto rechazo (al menos de 80%) en un país en el cual en cada esquina se habla mal del gobierno pudiera triunfar, y Schémel expresó: porque un sector de la población, el más pobre, lo ve como un padre.

Foto: Anthony AsCer Aparicio - Archivo Contrapunto

Los bonos entregados por el Gobierno, ampliamente criticados por dirigentes de la oposición por considerar que fomentan el populismo y aumentan la inflación, son mirados de otra manera por Schémel. El director de la encuestadora Hinterlaces afirma que, aunque no resuelven el problema de fondo, son valorados como un consuelo por sus beneficiarios.

El sociólogo considera, además, que la figura de Maduro es percibida, en los sectores de menos recursos, como la de un padre que se ocupa de sus hijos. Remarca, por otra parte, que la gente no está buscando culpables, sino soluciones.

Sus tesis podrían parecer descabelladas, especialmente porque implican reconocer al sector del país que se ubica en el campo del oficialismo-chavismo, sector que no necesariamente ha roto con Maduro como consecuencia de la crisis.

Omar Ávila: hay más de una Venezuela / Foto: Anthony AsCer Aparicio - Archivo Contrapunto

Sus análisis tampoco le han granjeado simpatías al diputado Omar Ávila. Partidario de una reunión en la que todos los sectores políticos que se oponen al presidente Maduro puedan acordar una postura común, Ávila sostiene que el mandatario tiene una base de apoyo que le es fiel, formada por unos 6 millones de venezolanos; esto incluye a los empleados públicos y a quienes reciben bonos o alimentos, pero no solamente.

El legislador puso ejemplos concretos, como el de un trabajador de un ente público que tiene varias tarjetas de crédito de la banca pública. O el de otro trabajador que recibe harina de maíz a precios regulados, deja la mitad en su casa y revende el resto para comprar otros alimentos. Incluso, todavía hay funcionarios públicos que se benefician de programas como Mi casa bien equipada y revenden los equipos.

Quienes viven en Petare o en Catia "se pueden parar en la salida del Metro", venden caramelos, obtienen el efectivo y lo revenden en 300%. "Tenemos también el bachaquero menor", que hace colas para comprar productos a precio regulado y después los revende con sobreprecio; no solo puede comer, sino también tomarse una cervecita de vez en cuando. "Esa es la realidad, y por eso es que no pisamos fondo", subraya Ávila, pero "eso no lo saben la mayoría de nuestros dirigentes" que "no conocen esa Venezuela profunda".