https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Sábado, 20 de Octubre de 2018

Contrapunto.com

Vida

En este tránsito se exalta en nosotros el gusto por los lujos, la estética y el arte culinario

Venus llegó a Tauro y cada signo tiene su regalo de la "diosa del amor"

Venus llegó a Tauro y cada signo tiene su regalo de la
- Imagen: taringa.com
  •  
  • Néstor Sánchez Quintero
  • Domingo, 15 de Abril de 2018 a las 10:07 a.m.

Venus en Tauro nos hace amantes de la paz y de la búsqueda de la armonía en el entorno; sin embargo, en este tiempo la terquedad y los enfrentamientos en las relaciones son probables, pero, finalmente, la seguridad de las alianzas aparece

Hasta el 24 de abril, tenemos el paso de la diosa Venus en Tauro; es decir, en su propio domicilio, lo que implica el sentido del amor y la sensualidad por excelencia. En este tránsito nuestras necesidades en el amor están determinadas, en gran parte, por la amplitud y fijación hacia el placer de los sentidos, eso que llamamos hedonismo.

El primero de los signos de la tierra, Tauro es muy físico per se. Tiene inclinaciones sensuales, no orientadas a la sensación como Aries, sino más bien afinadas en el mundo de los cinco sentidos físicos: vista, oído, olfato y gusto, sin olvidar la necesidad de tocar las cosas o la piel como si se tratase de una exploración total semejante a un escáner que palpa, degusta y disfruta todo milímetro a milímetro sin que nada quede por fuera. El sexto sentido, o sea la intuición, pertenece más bien a los signos de agua sin obviar que Tauro, de hecho, es sumamente instintivo y el más persuasivo de todos.

Dada las conjunciones o cuadraturas, los signos más afectados por este tránsito de Venus son el propio Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. Por ello la canción que define este tránsito es el smash hit de 1969 "Venus", de la banda holandesa Shocking Blue.



Mitología esencial de Venus


En la mitología griega, Afrodita era la diosa del amor (equivalente a la Venus romana, la diosa egipcia Isis, la Astarté fenicia y la Ishtar babilónica).

Venus conocida como la hija del Cielo y el Mar, hija de Urano y Gaia. Su historia habla de fertilidad, amor y placer. Venus es la diosa del amor y la belleza. Junto con su hijo Cupido (Eros) se convirtió en una metáfora del amor sexual. Venus representa el aspecto femenino en todos nosotros. Ella es la Madre Tierra creadora. A menudo se la ve como la estrella brillante, plateada de la mañana o de la tarde, y es el objeto más brillante en el cielo después del sol y la luna.


Venus en su domicilio de Tauro

Quienes poseen a Venus en Tauro se vuelven muy convencionales en asuntos del corazón, con un fuerte sentido de compromiso y propósito a menos que posean lunas en signos de aire. Venus en Tauro no es romántica de una manera soñadora ni tampoco volátiles; sin embargo, ciertamente tienes el sentido del romanticismo cuando se trata de honrar a los demás y las asociaciones de los alrededores en simples lujos.

Venus en Tauro nos hace prácticos con tendencia hacia la búsqueda de relaciones en serio. Esto no significa necesariamente que sea incapaz de tener una noche de aventura o algo similar, pero una asociación significa mucho para este tránsito astrológico y aquí no se toman las responsabilidades a la ligera.

Por tanto, la naturaleza amorosa es fuerte y constante, y le ofrece a los seres queridos mucho consuelo y estabilidad. Aquí se busca seguridad a través de las asociaciones, por lo que se tiende a aferrarse a las alianzas, y coloca las necesidades de seguridad básicas sobre las necesidades emocionales o espirituales. Como resultado, otros pueden verte como una roca inamovible, o pueden frustrarse fácilmente si pasas por alto los matices y altibajos de la relación, dependiendo con quien tratamos.

Ahora los gustos están bien desarrollados, y se prefiere rodearse de cosas que se sientan lujosas y cómodas, pero simples, nada complicado. Se exalta el gusto por la decoración del hogar, el arte culinario, la música, los tratamientos de belleza y todo lo que inmiscuye la gran femineidad taurina, pero también la propia naturaleza de amor y el goce de gran calma porque requiere que el disfrute sea lento para dar voluptuosidad a cada sentido.

La satisfacción se hace muy importante y se exige la presencia física de tu amante. A menos que Venus esté fuertemente aspectado con Neptuno, por ejemplo, estarás muy preocupado con todo lo que es físico, sin ignorar por completo las necesidades espirituales de la pareja y la relación. Este factor venusino en Tauro nos hace perseverantes y no se tiene miedo de esperar si sabes que es probable que obtengas tu ansiado premio. Aquí los cambios súbitos te hacen inquieto, y se reacciona ante cualquier cambio repentino en el curso de la relación como si sintieses que te pisan los talones.

La terquedad y los enfrentamientos de voluntad son más que probables para aderezar las relaciones con el tiempo. Si tu pareja se excita y te desafía, él o ella pueden encontrar tal circunstancia un poco lenta, o incluso aburrida, sobre todo si se quiere un acercamiento en el romance. Venus en Tauro nos hace amantes de la paz y la búsqueda de la armonía en el entorno.

Las claves amorosas, signo por signo


Aries: En este tiempo tu clave es aprender por encima de tu ego tan ardiente y tarambana, debes amar con sentido de pertenencia, anda con más suavidad, paciencia y constancia.

Tauro: Debes saber darle un giro distinto al amor, atreverte a cultivar una mejor relación social y sexual con tu pareja y disolver esa terquedad que te aleja del amor lúdico y original.

Géminis: Además de tu don de vehemencia en la palabra que dominas, tienes que desarrollar el placer de tocar las áreas sensuales con soltura, curiosidad y seducción afectiva lentamente.

Cáncer: Este tránsito te va muy bien, tu emocionalidad debe fluir con más tenacidad más allá de tus dudas, depresiones, manipulaciones y sensiblerías amorosas, solo se tu mismo.

Leo: Venus en Tauro te enseña como Aries la paciencia, sin querer imponer nada en el amor, solo déjate fluir y verás que ganas una amante devota, sexual y apasionada como te gusta.

Virgo: Este tiempo fluye afín solo que ahora debes abrir tu corazón por encima de la razón, deja de pensar tanto, actúa desde tus áreas escondidas de hermosa eroticidad.

Libra: Eres el más afortunado de todos, eso si deja las indecisiones porque la tierra de Tauro coloca a Venus muy sólido y asertivo a la hora de amar y dejarse amar con firmeza.

Escorpio: Aquí tu clave es apartar esos celos y posesividad, solo sé lo que eres, sexual, sensitivo, relájate con buena bebida y un gran masaje y verás cuán feliz serás cada día y cada noche.

Sagitario:
Ahora la aventura es buscar relaciones seguras con los pies muy bien puestos en la tierra. Tu domino dependerá de tu júbilo, tu sonrisa, sin ironías y con paciencia cariñosa.

Capricornio: Buena etapa donde debes ser menos serio y más aniñado, olvida el pasado que no te sirve de nada, busca la batalla amorosa con optimismo, alegría y ganas de jugar.

Acuario:
Terco con terco se rascan, así que la cuadratura te propone ser más expresivo, constante, sin temor a perder la libertad; de hecho amar es ser libre con respeto y comunicación.

Piscis:
Venus te colocará más sensual con la ayuda de Neptuno o aún más, solo que debes amar sin maniqueos y sin buscar conflictos donde no los hay, aquieta tu recia imaginación.

Bendiciones y éxitos a todos, hermanos míos. ¡Elah! Amén.

Mis contactos: email: nestorsanchezastro@gmail.com: Twitter: @nestorsanchezas; Instagram: nestorsanchezastro.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/