https://www.navicu.com/?src=af

Domingo, 22 de Octubre de 2017

Contrapunto.com

Vida

Los gatos también tienen su corazoncito: te quieren, te extrañan y necesitan estar contigo

Los gatos también tienen su corazoncito: te quieren, te extrañan y necesitan estar contigo
- Fotos: Anthony AsCer Aparicio
  •  
  • Vanessa Davies
  • Jueves, 21 de Septiembre de 2017 a las 8:42 a.m.

Los gatos son un amor y te lo demuestran todos los días. Se pueden llevar bien con los perros y estar felices en la casa. Eso sí: tienen su "gatonalidad", como lo recuerda la veterinaria Marialba Cabrera, especialista en felinos

Si tú dices que los gatos son antipáticos o creídos y te escucha la veterinaria Marialba Cabrera, seguro te ganarás la misma mirada de reproche de un felino cuando no le llenas el plato. Cabrera es tan amante de los gatos que creó un consultorio dedicado a ellos: se llama Gastósfera y está ubicado en El Hatillo (estado Miranda).

Nadie mejor que esta médica de animales para desmontar, uno por uno, los mitos que rodean a los mininos.

Mito 1: Los gatos son odiosos

La verdad: Los gatos son mascotas sociables y amorosas, pero tienen su personalidad y temperamento, explica Cabrera. Claro, no es lo mismo conocer un gato en la calle, que puede ser esquivo, que “tener tu propio gato”. Mucha gente “no tiene gatos, no conoce los gatos y tiene una apreciación externa de cómo es el gato de alguien”.

El dato: Los gatos no tienen personalidad, sino “gatonalidad”, asegura la veterinaria. “La mejor manera de saber a ciencia cierta cómo son los gatos es tener un gato”. Un gatito puede ser tímido, miedoso o nervioso, y se esconde cuando ve a una persona que no conoce. “A esa persona seguramente le va a parecer que el gato es antipático o arisco, pero no es así”.

Hay gatos muy dominantes a quienes “hay que ponerles límites”, recomienda.

Mito 2: El gato no te quiere

La verdad: Los gatos son independientes, pero “eso no quiere decir que no busquen el afecto, compañía y cariño de sus dueños”.

El dato: Hay gatos reservados y hay gatos muy sociables que saludan a todo el mundo y se dejan tocar. “Todo depende de su gatonalidad”.

Incluso, algunas personas creen que si el gato apareció en tu vida “es porque te escogió”.

Mito 3: A los gatos no les gusta la gente

La verdad: Los gatos se acostumbran a las personas desde pequeñitos. “Es muy importante la socialización con el ser humano, con otros gatos, con perros. Así entiende que no tiene que huir ni esconderse".

El dato: El gato puede llegar a quererte tanto, que te espera en la puerta de la casa: “Sí, te recibe”. Y si esta no es suficiente señal de amor, además te “marcará”. “Ellos tienen feromonas en las glándulas en la cara; cada vez que se restriegan contra los objetos los están marcando, y están marcando su territorio también”, describe Cabrera.

Mito 4: El perro es mejor mascota que el gato

La verdad: “Siempre le digo a la gente que no compare los gatos con los perros, porque son animales diferentes, tienen su manera de dar amor”, subraya Marialba Cabrera.

El dato: El gato te va a dar muchísimo amor, pero no como un perro. Ese amor te lo va a demostrar con maullidos. “Incluso, puedes hablar con tu gato” y que te conteste, asegura la veterinaria. También te dirá cuánto te quiere con ronroneos o pasándote la cabeza por el cuerpo. Incluso, puede llegar a lamerte la cabeza, lo que debes interpretar como una señal de que está “feliz y cómodo contigo, te acepta totalmente”.

Mito 5: Perros y gatos se llevan malísimo

La verdad: Si conviven desde pequeñitos, los perros y los gatos pueden estar juntos sin problema. “Es importante que un perro grande vea los gatos desde pequeño, para evitar que sucedan accidentes”, recomienda la veterinaria.

Mito 6: El gato es un animal difícil de tener en la casa

La verdad: Los gatos son una mascota súper práctica. Ellos hacen sus necesidades fisiológicas en una caja con arena especial para felinos; por razones económicas esta arena puede ser reemplazada por virutas de madera, o también, por arena de playa.

El dato: Una cosa es ser independiente, y otra, no necesitar amor. “Ellos son independientes pero igual necesitan tu amor, tu afecto y tu compañía; incluso, te la reclaman”, recalca.

Mito 7: Los gatos no necesitan salir a pasear como los perros

La verdad: Algunos gatos –sobre todo, los que viven en apartamentos– necesitan que los saquen a pasear “igualito que si fuesen un perro”. Otros, en cambio, se estresan si tienen que salir a la calle. La dueña o el dueño debe observar qué le gusta al animalito.

El dato: “Conozco gatos de apartamento que salen a pasear, que también se montan en el ascensor y que luego regresan a su casa”, comenta Marialba Cabrera.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/