https://www.navicu.com/?src=af

Sábado, 21 de Octubre de 2017

Contrapunto.com

Entretenimiento

El periodista y locutor venezolano dijo que "estamos viviendo momentos sencillamente espantosos"

Manuel Sáinz: "En la radio hay censura y autocensura como una vía de supervivencia"

Manuel Sáinz:
Manuel Sáinz es conductor del programa "Pura vida", transmitido de 12:00 m. a 2:00 p.m. a través de Líder 94.9 FM en Caracas - Fotos: Anthony AsCer Aparicio
  •  
  • Gabriela Batatino | @gabybatatino
  • Domingo, 17 de Septiembre de 2017 a las 11:24 a.m.

Sáinz a los venezolanos: "luchen por la libertad" pero "no hay lucha que justifique la vida"

Manuel Sáinz, periodista, locutor y profesor universitario, y una de las voces informativas de mayor prestigio en Venezuela, se ha mantenido activo en el periodismo durante casi 30 años, principalmente en la radio y la televisión. Fue ancla del noticiero Venevisión por más de 15 años, perteneció a la plantilla de la 92.9 FM y actualmente conduce el programa "Pura vida" en Líder 94.9 FM.

En entrevista para Contrapunto, dijo estar orientado hacia lo que siempre ha hecho, es decir, "a promover estilos de vida saludables, y cosas que te conecten con los elementos positivos" en Venezuela. "Pero creo que estamos viviendo una hora muy oscura y muy menguada como país", opina.

Aseguró que los sucesos de abril de 2002 llevaron al Gobierno a "vacunarse" contra lo que pudiera ocurrir en los medios de comunicación audiovisuales. "Esa ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión tiene elementos de autocensura y de una enorme discrecionalidad por parte del Estado para decir lo que está y lo que no está bien".

Comenzamos la conversación, antes de escuchar en vivo su programa.

–¿Cuál es la línea de "Pura vida"?

–La línea de “Pura vida” esencialmente es... Vamos a decirlo con toda la honestidad del caso, son las cosas que me gustan, las cosas que me apasionan, y tuve la fortuna de que los dueños del circuito, que son muy amigos míos y con quienes vengo trabajando desde hace más de 20 años, un poquito más de 20 años, cuando tuvieron la concesión aquí en Caracas, me llamaron y me dijeron: oye Manuel para que hagas algo de deportes pero que no sea el deporte tradicional y rápidamente definimos un concepto en el cual estábamos orientándonos hacia el deporte amateur; o sea, hacia las carreras de calle, el ciclismo de montaña, ese tipo de cosas que están por ahí que todo el mundo las hace, que todo el mundo las practica, que además están en franca expansión y que no se les estaba dando mayor difusión. Y luego también orientado hacia estilos de vida saludables y gastronomía, que es una cosa que a mí me apasiona. Entonces en "Pura vida" he logrado englobar todas esas cosas que me dan mucha nota.

–¿Cuál podría decir que es la contribución del programa a la crisis que vivimos los venezolanos?

–Venezuela está pasando, yo tengo más años de los que me gustaría decir públicamente –ríe- o bueno, sí lo puedo decir, yo tengo 54 años… Y tengo memoria política desde el final del gobierno de Raúl Leoni. Recuerdo cuando Caldera asume la presidencia por primera vez y por supuesto recuerdo cómo se vivía desde allá hasta acá, y estamos pasando por los peores momentos en la historia de Venezuela, quitando las guerras federales. El hecho de que una tanqueta irrumpa en un edificio, una tanqueta de la guardia nacional, que unos funcionarios del estado irrumpan en viviendas, que disparen contra la gente, que disparen contra las mascotas, que se lleven a la gente sin órdenes judiciales, eso pone el estado de derecho de lado. El hecho de que aquí se haga elecciones, no porque lo dice la constitución y cuando lo señala sino cuando al que está en el gobierno le da la gana, el hecho de que aquí a unos poderes se les de preeminencia por encima de otro y se desestime lo que es el voto popular, eso realmente nos coloca en una situación muy frágil, sin contar con el tema social y económico. Y mira que yo tuve el privilegio de ser mochilero en Venezuela, yo a los 18 años ya le había dado dos vueltas al país en cola con una mochila en la espalda.

"Esta situación que estamos viviendo es sencillamente espantosa... Y respondiendo a tu pregunta, porque me parecía pertinente hacer un contexto, realmente mi programa sería una frivolidad, tratar lo que yo trato en mi programa, que es hacer ejercicio, que comas saludable, que practiques meditación; puede ser hasta una frivolidad cuando la gente se está muriendo de hambre o cuando la matan, o cuando te meten preso, porque sí. Entonces, esto me llevó a mí, estos últimos cinco meses, desde finales de marzo hasta mediados de agosto yo estuve sin hacer programa, yo estuve 5 meses sin hacer programa, vine en alguna oportunidad con la intención de hacer un programa y cuando hacía la presentación y escuchaba algunas canciones, decía bueno: mataron a este chamo… mataron al otro, se llevaron preso a este... ¡Recoge y vámonos! Porque no se puede...", expresa.

"¿Qué fue lo que yo hice en estos cinco meses como un aporte? Porque evidentemente no pude hacer un programa normal, tú estás vibrando en una frecuencia alta donde te conectas con cosas buenas, donde te conectas con cosas positivas y evidentemente no podía hacerlo. Entonces, ¿a qué me enfoqué? Busqué a neurólogos especialistas en trastornos del sueño, psicólogos infantiles, a nutricionistas, realicé entrevistas grabadas en pequeños segmentos y se fueron difundiendo en mi horario. En esos contenidos ¿qué aportaba yo? Le estaba dando herramientas a la gente para que pudiera dormir, porque empezamos a sufrir de insomnio, empezamos a no poder conciliar el sueño con los niveles de violencia tan brutales que estamos viviendo... Empezamos a tener problemas con los niños en la casa que no podías llevarlos al colegio y, ¿cómo explicarles la situación que está ocurriendo? Empezamos, o ya tenemos años con un problema de alimentación. ¿Cómo haces tú para alimentarte de manera más o menos adecuada con un presupuesto reducido y con una escasez tan brutal de alimentos? Ese fue más o menos el aporte que yo hice durante estos meses, y luego ya una vez que prácticamente como que se medio pasa esa página, estoy empezando a retomar el programa. Y hay algo que es cierto, si tú no tienes salud no vas a poder hacer nada. Entonces estoy orientado hacia lo que siempre he hecho, es decir, a promover estilos de vida saludables, y cosas que te conecten con los elementos positivos que puedas tener aquí en Venezuela. Pero creo que estamos viviendo una hora muy oscura y muy menguada", lamenta Sáinz.

Tiene más de 30 años haciendo radio y en algún momento perteneció a la 92.9 FM. ¿Qué opina del cierre de esta y otras emisoras?

–Lo más nefasto que está ocurriendo es que la gente no se ha percatado de lo que ocurrió en 2006. Los sucesos de 2002, en los medios de comunicación y sobretodo los medios audiovisuales, llevaron al gobierno a vacunarse contra lo que pudiera ocurrir en los medios de comunicación audiovisuales. Es decir, a tener un control mayor sobre ellos y, ¿qué hicieron? Crearon la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión. Y cuando tú ves lo que el bachiller Izarra estuvo discutiendo y sometiendo a consulta por todo el país -que era el proyecto de ley- y tú ves lo que aprobaron, son dos cosas diferentes... 'Te presenté esta, ¿te gustó? ¿Sí? Ok, esa no va, va esta'. Y esa ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión tiene elementos de autocensura y de una enorme discrecionalidad por parte del estado para decir lo que está y lo que no está bien. Desde esa perspectiva, ya los medios de comunicación audiovisual están, y digo no la radio, digo los medios de comunicación audiovisual, están limitados, brutalmente limitados. Lo que no pudieron hacer con los medios impresos. Entonces, ¿la censura? La censura que tenemos es brutal, brutal, brutal... Los dueños de los medios de comunicación, están como dicen en el llano bailando en un tusero, o sea, no tienen mucho margen de maniobra. ¿Qué ha pasado por ejemplo con los medios de comunicación audiovisual? Te dan una habilitación administrativa por cinco años -cuando te la dan- dime tú una empresa que implica inversiones importantes en tecnología, en infraestructura, ¿cómo vas a hacer tú planes de largo, mediano y corto plazo cuando tienes cinco años nada más…? O sea, ¿qué tipo de inversión puedes hacer tú? Esa es la primera. La segunda es que se han ido venciendo las habilitaciones administrativas, los dueños de las emisoras han introducido los recaudos ante Conatel para renovarlas y no le dan respuesta, luego la cierran y le dicen: 'se te venció la concesión…' Y como renovarla o no es una potestad del ente regulador, que en este caso es la comisión Nacional de Telecomunicaciones, ahí no hay nada que hacer, eso es 'i-rre-fu-ta-ble'. Entonces, inevitablemente hay un elemento de censura y de autocensura como una vía de supervivencia, y eso sin contar las cadenas..."


–La radio en Venezuela ha tenido un repunte importante en los últimos años, ¿por qué?

–Cuando aparece la televisión aquí en Venezuela en la década de los 50, se dijo que la radio iba a desaparecer y resulta que no, que convivieron. Luego con internet y todo esto. Pero es que ocurre una cosa que no te la da tu reproductor de música, y es la posibilidad de establecer una conexión íntima con tu emisora, y tu emisora implica el locutor que habla contigo... La radio tiene un elemento que es interesante. Cuando tú hablas en la televisión, cuando tú te presentas en un noticiero de televisión, tú le estás hablando a millones de personas y asumes que puede haber un grupo de ellas que te está viendo en el mismo sitio. Sin embargo, con la radio ocurre un fenómeno que es muy íntimo. Tú no asumes la radio como un acto común, el único sitio común donde se escucha una emisora de radio es en una camioneta por puesto y porque el chofer te la impone. La radio es un elemento absolutamente íntimo donde el locutor te está hablando directamente a ti y eso es algo que definitivamente trasciende.

–Sobre la formación de profesionales en la radio, ¿hay nuevos talentos saliendo de las universidades?

–Yo en eso sería muy cauto. De las universidades salen profesionales buenos y malos, incluso de universidades buenas salen tipos malos y de universidades presuntamente no tan buenas, salen profesionales muy buenos. Entonces, yo no emitiría un juicio de opinión. Las universidades son como una guía. Los profesionales, graduados o no de una universidad, tenemos que ser curiosos, competitivos, tenemos que buscar cada día cosas que nos motiven, que nos llamen la atención y que nos apasionen, porque nadie es bueno en algo que no le apasiona.

–Finalmente, ¿cuál sería su mensaje para los venezolanos?

–Fortaleza, serenidad, que escuchen su corazón, que no tomen decisiones precipitadas y que luchen por la libertad. Sin embargo, el valor más preciado que tenemos es la vida, pero eso de pretender inmolarse por… yo no lo veo. No necesitamos héroes, necesitamos ciudadanos. No hay lucha que justifique la vida, no la hay...

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/