https://venezuela.ticketmundo.com/Evento/Desorden-P%C3%BAblico-de-cerca---Guarachando-en-navidad/6646

Domingo, 10 de Diciembre de 2017

Contrapunto.com

Vida

Fundavene suspendió la donación de órganos en el país

Más de 3 mil trasplantados están en riesgo de perder sus órganos por falta de medicinas

Más de 3 mil trasplantados están en riesgo de perder sus órganos por falta de medicinas
En menos de una semana dos pacientes trasplantadas fallecieron por falta de medicinas - Foto: Anthony AsCer Aparicio
  •  
  • Gabriel Barreto| @el_gabeto
  • Lunes, 20 de Noviembre de 2017 a las 3:07 p.m.

Esta semana fallecieron Belkis Solórzano y Yamilexi Reyes, ambas pacientes trasplantadas por falta de medicamentos

En menos de una semana dos pacientes trasplantadas fallecieron por falta de medicinas y una tercera se enfrentaría al mismo destino si no logra conseguir un cupo en una unidad de diálisis del estado Aragua.

Maribel Torres, paciente trasplantada desde hace 12 años, perdió su riñón por falta de medicamentos. En entrevista a Contrapunto indicó que intentó buscar los inmunosupresores por todos lados pero no se conseguían y cuando se encontraban costaban "un ojo de la cara y uno no tiene los recursos para comprarlos", expresó.

Belkis Solórzano y Yamilexi Reyes, ambas pacientes trasplantadas, fallecieron después de que sus organismos rechazaran el riñón donado por falta de inmunosupresores, medicamentos que eran entregados por la Farmacia De Alto Costo Del Ivss.

Horas antes de morir Solórzano grabó un video en el que manifestaba que debido a la falta de medicamentos había perdido su riñón. "Perdí la vida así como muchos trasplantados han perdido la vida porque esa es nuestra vida", dijo con los ojos llenos de lágrimas. Al mismo tiempo que envió un mensaje a las autoridades venezolanas responsables del suministro de medicamentos.

Leer también: Luego de que paciente trasplantada falleciera, Codevida urge a atender escasez de medicina

Torres tomaba azaprin, rapamune y prednisona, medicamentos que se le hicieron imposibles conseguir en el país, razón por la cual perdió su riñón y tuvo que regresar a diálisis.

Maribel viaja martes, jueves y sábados a Los Teques porque en el estado Aragua no hay cupo para diálisis. "Me toca ir sola porque no tengo recursos para que alguien más me acompañe, solo en pasaje gasto más de 10 mil bolívares al día y suelo regresar pasada las 7 de la noche".

Leer también: Perdió su trabajo por protestar, pero su hija podría perder el riñón de su trasplante

Torres confiesa que últimamente luego de salir de diálisis comienza a sentir un poco de escalofrío pues tiene principio de bronquitis. "Todo el mundo está enfermo y entonces uno por allí agarra esos virus".

Esta paciente no tiene ni esperanza de volver a conseguir un nuevo riñón, pues en el hospital le dijeron que en Venezuela los trasplantes estaban prohibidos.

La paciente ruega porque lleguen los medicamentos para que a otras personas no le pase lo que a ella le ocurrió. También pide por un cupo en Maracay porque se le hace cuesta arriba tener que viajar hasta Los Teques.

Unidades de diálisis a punto del colapso

Francisco Valencia, director la ONG venezolana Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), denunció que el sistema de salud del país es un colapso dado que ningún servicio funciona como debería hacerlo.

Leer también: En Venezuela ya no hay condiciones para que se realicen trasplantes de órganos

"Jamás en la historia se habían generado rechazos de órganos por falta de medicamentos. En una semana 5 pacientes han perdido sus trasplantes, de los cuales dos fallecieron por la escasez de Inmunosupresores".

Foto: Jonathan Lanza

A juicio de Valencia, la situación se agudizará debido a que existen 3 mil trasplantados que no han recibido el tratamiento que es necesario para evitar el rechazo del órgano donado. En la actualidad más de 100 pacientes dejaron de tomar el medicamento, pues no tienen cómo costearlo y la ONG ya no cuenta con inventario de ayuda.

Las unidades de diálisis del país están colapsadas dado que no se cuenta con suficientes máquinas para atender a la cantidad de pacientes que requieren de este mecanismo para seguir viviendo. "Actualmente no hay suficiente sillas o máquinas disponibles para conectar a los trasplantados", aseguró Valencia.

Una vez que se pierde el órgano el paciente necesita ser conectado interdiariamente por un lapso de cuatro horas a la máquina de diálisis. Si esto no ocurre dos días después del rechazo del trasplante se puede generar complicaciones que al final terminarán causándole la muerte al paciente.

El caso de Maribel Torres es un ejemplo de lo que está pasando en las unidades de diálisis del país, donde los pacientes acuden y son referidos a otros estados porque no hay cupo.

La falta de insumos y medicinas empeora la situación

A este problema se suman las condiciones de higiene, además de la falta de insumos y medicamentos en las unidades de diálisis, verbigracias, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales ya no suministra el complejo de vitaminas B que requieren los paciente trasplantados. Tampoco se están realizando los exámenes de sangre que permiten evaluar cómo evoluciona un paciente, esto debido a la falta de reactivos.

Valencia indicó que en el país existen 5.000 personas en lista de espera por un trasplante. Sin embargo, desde el mes de junio no se están realizado trasplantes en ningún hospital público del país, por órdenes de Fundavene, órgano adscrito al ministerio de salud.

El representante de Codevida recordó que sólo en esta semana fallecieron Belkis Solórzano y Yamilexi Reyes, ambas pacientes trasplantadas por falta de medicamentos.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/