https://www.navicu.com/?src=af

Martes, 24 de Octubre de 2017

Contrapunto.com

Opinión

Gol a favor, gol en contra

Mayweather-McGregor, el espectáculo continúa (tenías razón, Vargas Llosa)

Mayweather-McGregor, el espectáculo continúa (tenías razón, Vargas Llosa)
Foto tomada de http://www.eluniverso.com -

Los deportes de hoy día se han convertido en shows de televisión. Así fue el Real Madrid-Barcelona jugado en Miami y así será el 26 de este mes con The Money Fight. Por eso, ¿quién le hace caso a la gesta de Yulimar Rojas? Vaya

Conor McGregor consiguió lo que estaba buscando. No se sabe aún cuánto ganará por el combate, pero será más, mucho más que lo que hubiera ganado en su especialidad de artes marciales mixtas, mucho más que lo que hubiera soñado alguna vez en sus 29 años de edad. Este rubio irlandés, bravío como suelen ser los irlandeses, al fin sacará de la pereza del retiro a Floyd Mayweather para enfrentarlo en el T-Mobile Arena de Las Vegas. Será una “pelea” de verdad-mentira, pues aunque se darán puños para liquidar al contrario, se disputará con las reglas del boxeo: 12 rounds de tres minutos cada uno, guantes grandes de 10 onzas y nada de patadas, codazos y atropellos en el suelo del ring como en la especialidad de McGregor. Así pues, que Mayweather, antiguo campeón mundial en cinco pesos y que no sube a un ring desde hace casi dos años, tendrá todas las ventajas ante el monarca pluma y ligero de la UFC.

Este enfrentamiento conseguirá que toda esa gente ajena al boxeo, los tirios y los troyanos, se interesen por algo que, por encima de toda cosa, será un hecho curioso; pues, un espectáculo. Y que sea un espectáculo es lo que se busca, porque a McGregor poco le importará ser noqueado en los primeros escarceos pues tal cosa no le dará en la madre a su reputación en las marciales. 475 millones de dólares producirá este show, de ellos, 100 para Mayweather y pare usted de contar. Así pues, que ni el boxeador arriesga sus coronas ni su invicto de 49 peleas, ni a McGregor le hará daño un nocaut de primera hora. Si usted ve miradas de odio entre los combatientes, no les crea mucho: son capaces de cualquier cosa con tal de promocionarse. Hasta de enfrentarse el 26 de este mes en una “lucha a morir”. Je.

Vamos por más: la Mayweather-McGregor es la continuación del Real Madrid-Barcelona montado en Miami hace dos sábados, tal como el combate que será también el sexto día de la última semana del octavo mes, porque el deporte deriva en estos tiempos en el desahogo de las angustias cotidianas. El deporte se ha convertido en un “Sábado Sensacional”, por cierto, y acompaña, en sus colores y también en sus desventuras a “Portada´s”, “¿Quién tiene la razón?”, “Casos de familia” y al programa de la doctora Polo. Ah, no fue así que nos lo habían contado: creíamos que el deporte era para elevar el espíritu humano, no para lo contrario. ¿A quién va usted?

Y, de cierta manera, Yulimar Rojas ha caído en el pozo profundo de la falta de atención. Su deporte, el atletismo, aún mantiene cierta pureza, un tanto lejos de la contaminación de los tiempos actuales y por eso no hace demasiadas concesiones al espectáculo en el sentido contemporáneo. Por eso los llamados grandes canales de televisión nacionales no se interesaron en el Mundial de Londres, en el que la venezolana ganó la competencia en el salto triple, y por más que los muchachos de Meridiano Televisión se desgañitaron en proclamar la gesta de la joven, no se oyó en la calle el eco de la victoria: parecía poco importar su conquista del viento y la tierra. Dios, cuánta razón para Mario Varga Llosas en su Civilización del Espectáculo: ¿qué tendrá que hacer un atleta que no sea del fútbol, el béisbol o el boxeo para llamar la atención del show business, y con ello alebrestar a la gente por las esquinas del país? Nos vemos por ahí.

Lee también en Gol a favor, gol en contra: Ser futbolista, ser empresario | No todos son catires, ni siquiera los jugadores de fútbol | Ni españoles ni latinoamericanos: alemanes, suizos y estadounidenses, sí señor | La importancia de llamarse Dudamel |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/