https://www.somosbelcorp.com/

Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Contrapunto.com

Arte y Cultura

Esos jóvenes que se quedan, ¿qué futuro tienen?, ¿cuál es su camino? se pregunta el director Nortier

La obra “Shopping and Fucking”, habla de esa juventud que estamos perdiendo en Venezuela

La obra “Shopping and Fucking”, habla de esa juventud que estamos perdiendo en Venezuela
La juventud que lucha por un buen camino... pero que se enfrenta a muchas encrucijadas que pueden deviarla - Fotos: Rafael Briceño
  •  
  • Valentina Rodríguez
  • Sábado, 16 de Septiembre de 2017 a las 12:33 p.m.

La actriz Prakriti Maduro encabeza el elenco de “Shopping and Fucking”, del británico Mark Ravenhill. Se estrena este fin de semana en Caracas en el Festival de Dramaturgia Europea, en la Caja de Fósforos, bajo la dirección de Ricardo Nortier

Una escena de “Shopping and Fucking”, protagonizada por Prakriti Maduro en La Caja de Fósforos

Cuatro jóvenes abandonados, frágiles, menudos, al borde del abismo y marcados por su entorno buscan hacerse lugar en el mundo. Tratan de sobrevivir y realizarse en lugar que constantemente los obliga a caminar en una “rampa Skate U” y a equilibrar cada uno de sus movimientos mientras una voz les grita que la “belleza es el dinero” y que el “futuro es el consumo”.

La laureada pieza del dramaturgo británico, Mark Ravenhill, “Shopping and Fucking”, se presenta por primera vez en Caracas bajo la dirección de Ricardo Nortier (director de “Parece que va a temblar”, “Semáforo” y “Esperancita”, entre otras). La obra es el cuarto estreno del primer Festival de Dramaturgia Europea que presenta La Caja de Fósforos (Concha Acústica de Bello Monte), los viernes a las 7:30 pm y los sábados y domingos a las 6:00 pm.

Los actores Prakriti Maduro, Aníbal Cova, Martín Moreno, Wilker Smith y Anthony Castillo conforman el elenco de este drama, con toques de humor negro, pertinente y "oportuno para los tiempos que corren y se avecinan en el país", señala el director.

"Me interesó trabajar ‘Shopping and Fucking’ porque habla de la juventud, de unos muchachos que están perdidos, desesperados buscando un camino. Cuando el futuro de los jóvenes no está muy claro ellos se pueden lanzar a un abismo que muchas veces se traduce en drogas, sexo desmedido y búsqueda del dinero fácil. La obra le habla esa juventud perdida, habla de la juventud que estamos perdiendo en Venezuela, porque esos jóvenes que se quedan aquí, ¿hacía dónde van?, ¿qué futuro tienen?, ¿cuál es su camino?, si buscan un trabajo los explotan, por ejemplo. Esto es muy triste y por eso es necesario hablar de ello”, explica Nortier, quien conoció el texto el año pasado mientras hacían la curaduría para el Festival.

Ricardo Nortier, dirige "Shopping and Fucking" en la Caja de Fósforos / Foto: el.teatro.com

“Shopping and Fucking” se estrenó en el Royal Court Theatre de Londres, en 1996, y es un texto fundamental del movimiento "teatro in-yer-face", una obra hiperrealista; que aborda aspectos del consumismo y la sexualidad desenfrenada en la cultura popular, que muchas veces cae en las drogas, hurto en tiendas, sexo telefónico y prostitución.

Aunque el texto es de finales del siglo pasado, el montaje de Nortier está ambientado en los años 2000, donde las redes sociales, las transacciones y relaciones virtuales y la pornografía en internet desplazaron otros medios.

Arnoldo Maal (escenografía), AxelValdivieso (vestuario) y Daniel Dannery (edición audiovisual) y Nicolás Serrano (fotografía) completan el equipo técnico del montaje, que estará en cartelera hasta el próximo 15 de octubre.




Teatro para crecer

Contrapunto conversó con Prakriti Maduro (acrriz en “Habana Eva” y “Crimen y Castigo”, en cuanto a sus roles de teatro), quien interpreta al único personaje femenino del texto. Ella habla sobre la obra, su importancia y relevancia en la cartelera teatral caraqueña en este momento.

–¿Qué te llamó la atención de esta obra?, ¿Por qué aceptaste el papel del Lulú (nombre del personaje, tomado de la cantante escocesa autora del hit Relight My Fire, popularizado por Take That)?

–La Caja de Fosforo está haciendo montajes muy interesantes y consigue textos muy interesantes, con una dramaturgia particular y diferente a lo que se venía haciendo en el teatro, por lo que me interesaba ser parte de estos proyectos que están empujando, como el Festival de Teatro Contemporáneo Estadounidense y este que es de dramaturgia europea. El texto es parte del género “in yer face”, que es ácido y frontal, y que se hace poco en el país. El texto es un clásico contemporáneo de la dramaturgia británica por lo que me pareció interesante, además nunca había tenido la experiencia de hacer un personaje de esos bajos fondos.

–¿Qué fue lo más difícil de abordar un personaje como este, que además era algo nuevo para ti?

–Estuve trabajando varios meses. El proceso de investigación fue muy interesante y estaba muy enfocado en todo lo que abarca el consumo de drogas: el hábito, estilo de vida, formas y posturas. En cuanto al texto, fue complicado memorizar los diálogos por la particularidad de la traducción y por tratar de buscar incorporar palabras y modismo nuestros, para que el espectador venezolano no sintiera que era algo ajeno o forzado.

–¿Conocías la obra antes de entrar en el proyecto?

–No, pero sí había oído del trabajo del autor, Mark Ravenhill.


Prakriti Maduro protagoniza “Shopping and Fucking”

–¿Crees que este texto sigue vigente?

–Por temática y aproximación tiene mucho de los ‘90, estas historias de bandas de drogadictos no se cuentan ya. Aunque la obra sí se puede enmarcar en un período histórico, la temática está vigente en muchos sentidos; sobre todo porque habla de personajes que cada uno a su manera está abandonado y cada uno está buscando su lugar de pertenencia, y eso que creo que sucede aquí y en todas partes, en la juventud especialmente.

–¿Cuál es el mensaje?

–Más que dar un mensaje es un retrato de una sociedad que sólo encuentra autodestruirse, aunque esté en una lucha por superarse.

–Lulú se pregunta ¿por qué hay tanta gente triste en el mundo?, ¿Tú que le respondes?

–Todos lo único que buscamos es amor y si no lo recibiste a tiempo lo vas a seguir buscando el resto de tu vida.

–Este texto de Ravenhill fue escrito y estrenado a mediados de ´90, es un retrato de la sociedad británica de finales del siglo pasado, ¿crees que los dramaturgos venezolanos están retratando la sociedad venezolana actual? ¿En la cartelera teatral de hoy está retrato el venezolano de la segunda década del 2000?

–En el país se está haciendo bastante teatro a pesar de la situación y a pesar de que el teatro no es una actividad económica tan rentable para nadie, es puro amor al arte y mucha dedicación de mucha gente. El teatro es como un animal sobreviviente que en situaciones de crisis más bien crece, parece contradictorio pero es así, y creo que ese crecimiento está en la necesidad de expresarse; estamos en un país donde hay mucha censura en todos lados y eso hace que de alguna forma crezca el teatro. Aunque a veces el teatro quizás no retrata directamente la situación o lo que está viviendo el venezolano, en su mayoría cada obra que se monta está tocando algo.

"Hace poco se estrenó ‘1984, La obra’, por citar una pieza muy frontal, también a partir de este fin de semana estaremos en cartelera con ‘Shopping and Fucking’, que muestra a unos jóvenes que están tratando de conseguir dinero para vivir y eso es algo que estamos viviendo; pero también hay piezas como ´Cartas de Amor´, que aunque suene insólito que la compare con la situación del país, sí se puede comparar, porque es un alivio, es ir a escuchar una historia de amor, acariciarte el alma. Creo que el teatro es vital de muchas maneras tanto para hacer catarsis, para obtener algo que no estás recibiendo, como para verte reflejado", dice Maduro.


"Todos lo único que buscamos es amor", reflexiona Prakriti Maduro sobre la obra que protagoniza

–¿Cuáles crees que son los aciertos y fallas del teatro venezolano actual?

–Pienso que le está faltando llegar a comunidades que no están recibiendo este tipo de arte y cultura, y el problema es de acceso. Es posible que los estratos o poblaciones más urgidas de cultura no la están recibiendo. Y el acierto es que hay un grupo muy amplio de jóvenes que se están dedicando y formado para el teatro: dramaturgos, directores, actores y productores que están levantando el teatro. También hay una fuga grande, como está pasando en otros oficios y profesiones. Pero los jóvenes que están aquí haciendo se deben atender y no perderles la pista, porque están trabajando duro para hacer cosas importantes.




http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/