http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/

Viernes, 09 de Diciembre de 2016

Contrapunto.com

Economía

Venezuela en paralelo (I)

¿Qué pasa con el dólar paralelo?

¿Qué pasa con el dólar paralelo?
- Foto: AP
  •  
  • Adelaida Padrón
  • Lunes, 28 de Noviembre de 2016 a las 7:17 p.m.

La abundancia de bolívares, por una parte, y la ausencia de divisas, por la otra, confluyen en el cuadro actual de la economía venezolana haciendo que el mercado negro de dólares escale a velocidad de vértigo

Aunque el Gobierno ha intentado acabar con el mercado paralelo de dólares por varias vías legales, recurriendo incluso a su desconocimiento y a la amenaza de sancionar a quienes hablen de su paridad o la usen como referencia, el “innombrable” existe y marca la pauta de algunas operaciones que terminan impactando en los precios que pagan los consumidores. Desde septiembre, y especialmente en las últimas dos semanas, ha repuntado de forma alarmante y hay razones para pensar que puede seguir subiendo en lo que resta de año.

El crecimiento de la liquidez monetaria es uno de los elementos que viene ejerciendo presión sobre el dólar. En el año la liquidez acumula un salto nominal de 95% hasta rondar los 8 billones de bolívares, algo que ha sido propiciado por el Gobierno al estimular el gasto y la emisión de dinero.

No hay que olvidar que el Gobierno liberó recursos de la banca que estaban contenidos en el encaje legal, a la par de aprobar aumentos salariales y alzas en bonificaciones diversas, mientras mantiene su política de monetizar el déficit fiscal usando al Banco Central de Venezuela para darle asistencia financiera a Pdvsa.

Parte de este proceso de expansión de la liquidez se observa en el crecimiento que se registra en las reservas excedentes de la banca, recursos que no están comprometidos en créditos ni están retenidos en mecanismos como el encaje legal. Estos fondos han crecido nominalmente en más de 1.000% en los últimos cinco meses, una variación que arroja luces sobre el torrente de dinero que busca camino hacia bienes o mecanismos que brinden algún tipo de protección en un país con una economía deprimida, cercana a la hiperinflación y sin perspectivas claras.

Algunos analistas señalan que existe una relación de uno a uno en la variación porcentual que muestra la liquidez con respecto a la que reporta el dólar paralelo, de allí que sea determinante el seguimiento de este indicador a la hora de anticipar la conducta del mercado negro. De hecho, el paralelo se mantuvo equilibrado durante buena parte del año coincidiendo con una política restrictiva de la liquidez y de bajo gasto público, para repuntar cuando comenzó el ciclo expansivo.

Asimismo, el país vive una contracción en la asignación de divisas, algo que ha desplomado las importaciones y ha llevado al sector productivo al borde de la paralización por falta de insumos.

Las vías formales de asignación de divisas, que son Cencoex con la tasa Dipro de 10 bolívares por dólar y Simadi con una tasa cercana a 660 bolívares por dólar, aportan un flujo de dólares muy limitado a la economía. En 2014 se liquidaban unos 140 millones de dólares por día y este año el nivel ronda los 20 millones de dólares diarios, una caída de 85% en el flujo.

El Gobierno invirtió los primeros meses del año llamando a los empresarios para que usaran sus propias divisas o movilizaran sus recursos para traer al país los insumos y maquinarias requeridas, para evitar que siguieran haciendo solicitudes de dólares al Estado debido a la escasez de divisas que vive el país por el desplome de los precios petroleros.

Esta propuesta ha logrado funcionar entre algunos empresarios y comerciantes que vieron en la aguda escasez una oportunidad de negocio, trayendo al país productos fundamentales que estaban desaparecidos de los anaqueles. Algunos recurrieron a sus propias divisas, pero muchos otros acudieron al paralelo.

Buena parte de las mercancías que se exhiben actualmente en los anaqueles se venden a precios fuera de regulación en muchos casos bajo el argumento de que fueron importadas al dólar negro. El economista José Luis Saboin estima que 1% de aumento del dólar paralelo se traduce en un incremento de 0,3% en los precios de los rubros que son importados a esta tasa.

Este impacto termina añadiéndole más leña a la aceleración de precios que experimenta la economía y que puede llevar la inflación a una tasa de cuatro dígitos.

http://www.gotasdeayuda.com/