https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Lunes, 10 de Diciembre de 2018

Contrapunto.com

Nacional

Secretario general de AD encabezó el aniversario del partido blanco

Henry Ramos Allup: Crisis del país no se resuelve con muertos y tiros sino con elecciones

Henry Ramos Allup: Crisis del país no se resuelve con muertos y tiros sino con elecciones
- Foto: Ernesto García / Contrapunto
  •  
  • Vanessa Davies/ vanessa@contrapunto.com
  • Jueves, 13 de Septiembre de 2018 a las 9:54 a.m.

Los partidos de la oposición venezolana "deben unirse, pero no una unidad ficticia, sino unidad de propósito y de conducta; una unidad en la que se respeten los acuerdos que se suscriban"

El mensaje que este jueves dio al país el secretario general de Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, fue muy claro: el camino de los adecos para cambiar el gobierno no es la violencia, sino el voto. "Nosotros no queremos guerra, que es lo que quiere el gobierno", reiteró Ramos Allup durante el acto por los 77 años del partido blanco, realizado en la casa Carlos Andrés Pérez, ubicada en El Paraiso. "No queremos que la crisis se resuelva conforme quiere el gobierno, que es con muertos y a tiros".

Rodeado por dirigentes de su partido y de otras organizaciones, el secretario general adeco remarcó que la crisis del país se resuelve mediante elecciones: "Esto lo tenemos que cambiar de manera democrática", alegó. "Tenemos que seguir luchando para lograr condiciones electorales que permitan elegir y cambiar democráticamente a este gobierno".

"Nosotros no queremos guerra, y es precisamente lo que quiere el gobierno; nosotros no queremos matanza, que es precisamente lo que quiere el Gobierno y por eso niega las condiciones para la participación electoral democrática", enfatizó.

Criticó a quienes plantean una salida violenta a la crisis: "Lo que no puedo entender, y solo puedo atribuirlo a una equivocación de buena fe, es que hay algunos que piensen que la solución del problema político, económico y social venezolano se va a resolver a tiros, o en una especie de guerra civil, donde los tiros los pongan otros y los muertos los ponga la inmensa mayoría del pueblo venezolano".

Ni que "nos martiricen" o "nos sometan al peor de los laboratorios de guerra sucia, no vamos a ceder en nuestro propósito de seguir empeñados en que la solución de la crisis venezolana no sea resuelta a tiros, no sea resuelta con muertos ni con heridos; que sea resuelta democráticamente", confirmó.

"Unidad de propósito y de conducta"

Al son de "adelante a luchar milicianos" llegó el secretario generan adeco a la casa de su partido.

Ramos Allup sostuvo que AD es "un patrimonio nacional" y sentenció que "cuando AD gobierna, Venezuela vive mejor".

Cinco presidentes de la República fueron militantes de AD: Rómulo Gallegos, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Carlos Andrés Pérez y Jaime Lusinchi. En la actualidad el partido blanco tiene cuatro gobernadores y más de 20 diputados principales.

Ramos Allup informó en julio pasado que AD se retiraba de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para comenzar con la reconstrucción del partido desde las bases. Este jueves ratificó que tienen su agenda de calle para "descaraqueñizar" la política: "Vamos a descaraqueñizar la política, vámonos al interior".

El dirigente adeco abogó por la unidad opositora y señaló que si hay un reclamo de la comunidad internacional hacia la oposición venezolana, ese es por las divisiones. Los partidos de la oposición venezolana "deben unirse, pero no una unidad ficticia, sino unidad de propósito y de conducta; una unidad en la que se respeten los acuerdos que se suscriban; una unidad que convenza a la gente de que vale la pena depositar su confianza en nosotros".

Con diputados de VP y dirigentes de UNT

Al inicio de su intervención, Ramos Allup saludó a quienes lo felicitaron por los 77 años de AD e insistió en que no se trataba de una celebración sino de una conmemoración. Citó, entre otros, a Roberto Henríquez, presidente de Copei; a "nuestro estimado amigo Henrique Capriles Radonski"; al diputado Julio Borges, "en forzado exilio, perseguido por delitos que no ha cometido". También, a Manuel Rosales, Omar Barboza y Enrique Márquez (UN Nuevo Tiempo). "A nuestro amigo Henri Falcón, líder de Avanzada Progresista" y "a nuestro estimado amigo Leopoldo López", al igual que Yon Goicoechea, los diputados de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, Chúo Torrealba, Tomás Guanipa. No faltón el saludo para el Frente Amplio Venezuela Libre y "a los miles, a los millares de venezolanas y venezolanos de la diáspora".

Estos saludos no cayeron en saco roto. Entre el público, de pie, coincidieron dirigentes como Goicoechea, Luis Florido y Winston Flores, de Voluntad Popular; Manuel Rosales, de UNT, y José Luis Cartaya, subsecretario de la Asamblea Nacional e integrante de la MUD.

De los presos políticos, Ramos Allup dedicó palabras especialmente a dos: Lorent Saleh, "cuya madre anda todavía en penitencia para que a su hijo le den siquiera tratamiento médico"; y a Juan Requesens, con más de 35 días preso e incomunicado.

Después, recordó las primeras protestas contra Hugo Chávez, en los años 2001 y 2003. En la segunda, el famoso Catiazo, "hubo 25 adecos heridos de bala en una manifestación absolutamente pacífica".


http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/