https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Contrapunto.com

Opinión

Corpus Christi

Un amanecer en Chiapas

Un amanecer en Chiapas
La maestra Aurora Oliva Quiñones y el maestro Roberto Lorenzo Rueda - Foto: Laura Alemán

Desde un lugar díscolo, heterodoxo y alternativo, la maestra Aurora Lucia Oliva Quiñones y su extraordinario equipo de trabajo propician territorios para la investigación escénica

Mañana despertaré en un mundo nuevo

Oscar Oliva

Una encantadora mujer que surca el cielo con su vuelo anunciando la llegada del sol. Ella, con sus lágrimas esparcidas por el amor a sus hijos, crea el rocío de la mañana. Representación simbólica de la mujer-creación asociada al inicio de los ciclos que hace posible la luz. La aurora en las culturas mesoamericanas en un acontecimiento vital en tanto mediación entre el sol y la luna no solo como hecho astronómico sino simbólico que lega a la humanidad saberes extraordinarios para su propio conocimiento e incita a una vida emparentada a la naturaleza. Aurora como promesa de un nuevo amanecer, luz que abre los caminos a la creación.

Amanecer que vive está región de la República Mexicana de la cual me encuentro regresando, pues mi cuerpo físico está en Caracas pero el resto aún se anda esparcido entre Suchiapa, Chiapa de Corso y Tuxtla-Gutiérrez, entre otros lugares de la geografía latinoamericana. Necesaria luz posterior a los avisos que a punta de sacudones, temblores y terremotos, esa naturaleza a quien damos la espalda, nos revela que la senda escogida nos conduce a la extinción. Recordatorio a re-conocer la sabiduría despreciada, a considerar los caminos que otrora –aurora de por medio– nos facilitaron la supervivencia y una vida mejor.



De la práctica creadora a la teoría en la acción / Foto: Roberto Lorenzo Rueda


Aurora también es la coordinadora general del Centro de Estudios para el Arte y la Cultura (CEAC) de la Universidad Autónoma de Chipas (UNACH), etnomusicóloga de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y maestra de Estudios Culturales de la UNACH, investigadora del Departamento de Etnomusicología de la Subdirección de Promoción Cultural del Instituto Nacional Indigenista. Docente de Comprensión de la Música, Gestión Cultural, así como de Investigación aplicada a la danza en la Licenciatura en Danza del CEAC-UNACH, también es la ideóloga y gestora de la I Semana de Investigación y creación dancística, desde la mirada internacional que se desarrolló en los espacios de la Licenciatura de Danza de esta prestigiosa universidad, entre el 2 y 6 de octubre pasados.

Desde un lugar díscolo, heterodoxo y alternativo, la maestra Aurora Lucía Oliva Quiñones y su extraordinario equipo de trabajo propiciaron territorios para la investigación desde el movimiento de las multidimensionales posibilidades de construcción del conocimiento a partir de la práctica artística de las artes escénicas en general y la danza en singular, con sentido de pertenencia y desde las sabidurías e identidades de sus contextos socioculturales locales y regionales. En esta oportunidad, ampliando el rango de sus alcances, al dialogar a partir del encuentro con otras perspectivas para enriquecer dicha manera de concebir el cosmos.

Estudiantes de los diferentes semestres de la licenciatura y sus dedicados maestros y profesores participaron de una semana donde la arquitectura de teorías y discursos estéticos transdiciplinarios, a partir de la acción, colmaron la ciudad Tuxtla-Gutiérrez y sus poblaciones circunvecinas. Sofía Mejía, intérprete-creadora colombiana, fundadora del proyecto Danza Común, investigadora de la improvisación y el contacto en áreas como las artes pláticas y el audiovisual, asume el espacio no convencional como su lugar de realización, ámbito de riesgo como riesgosas son nuestras realidades sociales. Dora Arreola, directora escénica de la compañía Mujeres en Ritual, especialista en teatro físico y danza-teatro de Sinaloa- México pero quien reside en los Estados Unidos, aprovecha dicha condición para desarrollar su obra, vinculada a los estudios de género, a partir del hecho fronterizo como centro de atención para la creación, y quien suscribe, participamos de una intensa experiencia de mutuo crecimiento, cómplice con la cartografía cultural y humana de la fantástica y acogedora región de Chiapas. Una semana para el proceso –desde la vida como escena o la escena como vida– de propiciar, proponer y constatar que la investigación está consustanciada con la realización artística, que la agencia de la creación es un espacio de elaboración de los saberes y que los legados históricos son metáforas que nutren dichos procesos.


Personaje de El Calalá, manifestación tradicional de Suchiapa, Chiapas / Foto: Roberto Lorenzo Rueda


Cómplice en tanto comprometida y corresponsable con toda la dimensión existencial que implica vivir en el tiempo violento y desesperanzado que nos toca, a fin de propiciar espacios como el que nos generó Aurora para comprender que, más allá de las dificultades, una vida fecunda y diferente, como el rocío del amanecer, es posible.

Lee también en Corpus Christi: Cartas a San Pedro | Juan Pablo Sojo y el tiempo de San Juan | Sonia en mi memoria | Hacia una danza propia |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/