http://www.fospuca.com

Viernes, 28 de Abril de 2017

Contrapunto.com

Economía

#AnálisisCTP

¿Venezuela pagará sus compromisos de deuda?

¿Venezuela pagará sus compromisos de deuda?
- Foto: Primicias24
  •  
  • Adelaida Padrón
  • Sábado, 08 de Abril de 2017 a las 11:23 a.m.

El recorte de importaciones tiene fuertes efectos negativos sobre la economía y eso genera presión para obtener otras fuentes de recursos

La República y Pdvsa enfrentan pagos de deuda por el orden de los 17 millardos de dólares este año, tal como lo ha asegurado el vicepresidente del Área Económica, Ramón Lobo, quien insiste en ratificar que todos esos compromisos serán honrados. "Si cumplimos el año pasado que fue más difícil y complicado, con toda seguridad este año lo vamos a lograr".

Ramón Lobo, vicepresidente del Área Económica. Foto: AVN

El próximo 12 de abril se concretará uno de los pagos de deuda más elevados previstos en el cronograma de 2017. Este desembolso que debe efectuar Pdvsa hace temer que se acentuará la crisis debido al profundo deterioro de los ingresos de la nación y a su consecuente impacto restrictivo sobre la economía. De allí que circulen versiones diversas que apuntan a que el Gobierno está buscando vigorosamente nuevas fuentes de financiamiento que le permitirían holgura suficiente para honrar las obligaciones sin incurrir en el estrangulamiento productivo nacional.

En un comunicado emitido la semana pasada, Petróleos de Venezuela les informó a los tenedores de sus bonos de deuda con vencimientos al 2017, 2027 y 2037 que, “de acuerdo con las condiciones establecidas, el próximo miércoles 12 de abril del año en curso estará disponible en cuenta de toda la comunidad de inversionistas lo correspondiente al pago de capitales e intereses del bono Pdvsa 2017 de cupón 5,250%, por un total de 2.060 millones de dólares”.

Asimismo, informó que “el pasado 4 de abril se iniciaron las transferencias bancarias correspondientes a los intereses de bonos Pdvsa 2027 de cupón 5,375% por 81 millones de dólares y Pdvsa 2037 de cupón 5,500% por 41 millones de dólares”.

Se trata del primer gran pico en el escarpado camino de pagos del año. De hecho, si se suman las obligaciones de Pdvsa con las de la República entre abril y mayo se tienen que erogar 3.583 millones de dólares entre capital e intereses de deuda.

Estos pagos se presentan en medio de una exigua evolución de los ingresos petroleros, debido al fuerte recorte de producción que ha hecho el país y que limita su oferta de barriles para la exportación. Esto confluye en una severa contracción de las importaciones, que ya en 2016 habían caído a niveles históricos con sus efectos inmediatos sobre la paralización del aparato productivo y la merma en el abastecimiento.

Según Ecoanalítica, los reportes de enero y febrero muestran una caída de casi 30% en las importaciones con respecto al mismo período de 2016. Igualmente estima que en marzo el monto de divisas liquidadas se desplomó a 6,9 millones de dólares por día cuando en junio de 2014 ese monto llegaba a 140 millones de dólares diarios.

Todo esto indica que prácticamente se encuentra paralizado el ingreso de mercancías provenientes del exterior y, lo más grave, es que sin insumos y materias primas importadas fundamentales para el procesamiento interno se paralizan de forma total o parcial varios sectores productivos.


Foto: AVN

“Si bien es cierto que esta fuerte contracción de importaciones y de flujo de divisas hacia el sector privado puede interpretarse como una inamovible voluntad de pago (de la deuda), indicadores en cuanto a niveles de inventario y de probabilidad de conflicto social le están comenzando a indicar al Gobierno que estos recortes no son sostenibles en el tiempo, y que nuevas acciones/estrategias deben ser consideradas”, reseña Ecoanalítica.

En este sentido un reciente despacho de la agencia Reuters indica que el Banco Central de Venezuela negocia una operación financiera con el fondo de inversión Fintech Advisory, usando títulos de deuda como garantía para captar recursos, lo que le permitiría hacerse con 300 millones de dólares.

Esta misma nota señala que como los títulos de deuda de la República y de Petróleos de Venezuela se transan hasta por menos de la mitad de su valor, debido al creciente temor a un posible incumplimiento de pagos, el BCV ha optado por recurrir a pactos privados para conseguir liquidez sin vender sus papeles en el mercado.

A juicio de Ecoanalítica, las autoridades también intentan concretar operaciones de canje de oro, algo que venía negociándose desde los tiempos de Nelson Merentes en la presidencia del BCV, con lo cual en unas ocho semanas podrían generarse recursos adicionales para sobrellevar la escasez de divisas que enfrenta el país.

No hay que olvidar que hace semanas fue emitido el decreto 2.777 en la Gaceta Oficial 41.119, donde el Gobierno creó un “Fondo Productivo en Divisas” que se alimentaría con las divisas que mantenían dispersas las empresas públicas nacionales, a las cuales se les creó la obligación de canalizar esos recursos a cuentas en el BCV y en el Bandes. Esta centralización de fondos le permitiría al Ejecutivo administrar de forma más ordenada los pocos recursos disponibles.

Parte de las dificultades del Ejecutivo para levantar recursos, incluso entre socios y aliados, responde a la crisis institucional que en el último año se vive en el país y que ha llegado a puntos críticos desde finales de marzo, cuando la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia asumió funciones de la Asamblea Nacional y aumentó el campo de acción del Presidente de la República.

Foro Ecoanalítica, abril 2017. Foto: Contrapunto

Esta crisis, que sigue sin resolverse plenamente, compromete la legalidad de cualquier contrato que se suscriba para efectuar operaciones que comprometan patrimonialmente a la nación, por lo que muchas negociaciones que adelantaba el Gobierno para obtener recursos frescos se encuentran congeladas a menos que cuenten con el aval de la Asamblea Nacional, un poder que el TSJ considera inválido por encontrarse en desacato.

En todo caso, Ecoanalítica estima que las autoridades harán todo para cumplir con los pagos de deuda que están en puerta, pues un default sería muy costoso para la nación y elevaría “la probabilidad de un cambio de gobierno ante la posibilidad de que a Pdvsa le embarguen activos sensibles como las cuentas por pagar”. Eurasia Group también cree que serán honradas esas obligaciones, pues no hacerlo complicaría las operaciones de Pdvsa y pondría en peligro la fuente de los dólares que nutren la economía. Pero el camino sigue siendo complejo, pues en el último cuatrimestre del año hay que enfrentar pagos de deuda por 3,7 millardos de dólares y no hay claridad sobre la evolución que puedan tener los ingresos petroleros, las fuertes tensiones políticas, la creciente presión de calle y la propia crisis económica para hacerle frente a esas obligaciones.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.e-bolivar.gob.ve/