https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Martes, 13 de Noviembre de 2018

Contrapunto.com

Nacional

Habitantes cuentan lo que han vivido tras el 15 de enero

A un mes los sucesos en El Junquito: uniformados aún custodian los escombros del chalet

A un mes los sucesos en El Junquito: uniformados aún custodian los escombros del chalet
A un mes del suceso en El Junquito todavía hay funcionarios custodiando lo que queda de chalet donde se escondía Óscar Pérez - Foto: Miguel Hurtado - Contrapunto
  •  
  • Héctor Antolínez Malavé | @HectorAntolinez
  • Jueves, 15 de Febrero de 2018 a las 3:19 p.m.

Aunque han pasado más de 30 días, todavía hay recuerdos de lo ocurrido, como por ejemplo, que cuando comenzó el operativo los vecinos pensaron que se trataba de una OLP

"Eso comenzó como a las 5 de la mañana. Parecían unos fuegos artificiales, eso fue lo que pensó todo el mundo", recordó Pedro, uno de los habitantes de la urbanización El Araguaney, ubicada en el kilómetro 16 de El Junquito, el sector donde hace un mes se llevó a cabo el operativo militar y policial que culminó con la muerte de Óscar Pérez y otras ocho personas, entre ellas, dos uniformados.

Pedro (nombre ficticios, dado que teme por su seguridad), recordó que en aquel momento ni él ni su familia entraron en razón de lo que ocurría hasta bien avanzado el tiroteo.

El vecino de una de las residencias donde estaba ubicada casa donde se escondía Pérez y el resto de los miembros del grupo que se oponía al Gobierno de Nicolás Maduro contó que el hecho fue algo totalmente sorpresivo.

Los residentes de la urbanización insisten que no sabían que Pérez y sus compañeros se encontraban viviendo ahí, hasta el día del suceso entre la difusión de los videos del expolicía y la presencia de efectivos de al menos 4 cuerpos de seguridad en el sector.

Lea también Cuando tenías a Óscar Pérez de vecino y no lo sabías: "Estallidos hicieron mover el piso"

"Todo fue sorpresivo porque la verdad es que nadie en toda la comunidad tenía idea de que ellos estaban metidos ahí, más bien, uno pensaba que era como una OLP o algo así", señaló Pedro. Lo mismo confirmó el señor Omar (también nombre ficticio para proteger la identidad de la persona) quien lo reafirmó: "Aquí nadie sabía que ese señor estaba ahí".

Aunque han pasado más de 30 días, todavía quedan las huellas de lo ocurrido, pero como cuenta Marlene, dueña de una casa que está a menos de 100 metros de la que ocupaba el exfuncionario: poco a poco se ha ido recuperando la normalidad en la zona.

La señora Marlene / Foto: Miguel Hurtado

"La comunidad está tranquila", comentó la mujer desde el estacionamiento de su casa desde donde también indicó que, a pesar del tiempo transcurrido, efectivos de la Fuerza Armada Nacional (FANB) permanecen custodiando las ruinas

"No es como el día del tiroteo, los que quedan son los que bajan hacia la zona, los militares (ejército), ellos bajan, se quedan allá abajo y en la tarde los recogen y traen a otros", relató la mujer.

Recuperando la normalidad

"Tumbaron el chalet para borrar la evidencia y toda esa vaina. La presencia militar es menor, pero todavía están custodiando el chalet. No sé por qué lo están haciendo. El muerto, muerto está", reflexionó Omar desde la puerta de su casa la cual está también cerca de las "ruinas" de lo que en su momento fue la residente de Pérez.

Él señala que, a pesar que con el paso de los días la normalidad ha regresado a la zona, las secuelas de aquel 15 de enero se mantiene, en especial por los reclamos no atendidos por parte de los vecinos afectados por abusos de los uniformados.

Lea también Comparten video de casi 5 minutos de la negociación de Óscar Pérez con autoridades

"La guardia y toda esa gente se metieron en las casas a robar. Robaron muchas vainas, robaron cauchos, comida, celulares, de todo, a cuatro casas se metieron y sacaron a la gente para afuera. Como había un tiroteo, ellos se aprovecharon y se llevaron toda vaina ¿Quién responde por eso?", se preguntó Omar quien también denunció que los abusos llegaron hasta su sembradío de comida.

"A mí me tumbaron un montón de caña sin autorización mía para comer. Les reclamé, no dijeron nada", dijo.

Al momento de ingresar a las viviendas, los uniformados forzaron las rejas de las casas / Foto: Miguel Hurtado


Daños sin ser atendidos

Pedro recordó que durante el procedimiento que culminó en la muerte de las 9 personas, los vecinos de una gran parte de El Junquito (desde el kilómetro 10 al 16) presentaron un corte en el servicio eléctrico, situación que se solventó a las 9 de la noche con el retorno del servicio, algo que no pasó con el servicio telefónico.

Ese mismo día los uniformados cortaron una serie de cables telefónicos, lo que ocasionó una interrupción del servicio, algo que no ha sido solventado un mes después de lo ocurrido.

"No ha venido nadie de Cantv a ver lo de lo cables cortados. De hecho, lo que se hizo fue recogerlos en rollos y ponerlos por ahí. Los que iban (se metían) para las casas también se recogieron", respondió Pedro al ser consultadi sobre si alguna autoridad se había apersonado para dar respuestas a la comunidad.

Ninguna autoridad ha respondido por los cables telefónicos que fueron cortados en el operativo / Foto: Miguel Hurtado

Una semana después de los suceso, las autoridades comunales convocaron a una reunión donde se tratarían los daños y robos a las residencias, pero explicó que el miedo a represalias hizo que muchas de las denuncias se permanecieran ocultas.

Lea también "Mayor" le dijo a Óscar Pérez que había periodistas y fiscales en el operativo

"A la semana siguiente se hizo una reunión con la gente de la comuna que pertenece a la zona para ver si se solucionaban los daños ocasionados en algunas viviendas y los robos, pero quedó en eso, en veremos nada más. Varios vecinos asistieron pero la mayoría tomó la decisión de no poner la denuncia por miedo a represalias", narró.

A 30 días de un hecho paralizó a todo el país, las otras víctimas: los habitantes de El Junquito, aún no reciben respuestas por los maltratos que recibieron.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/