https://www.navicu.com/

Sábado, 23 de Junio de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

El actor comenzó a grabar desde niño y puede llegar a filmar hasta tres películas en un año

Darín, el ícono del cine argentino que trabaja frenéticamente luego de 50 años de rodaje

Darín, el ícono del cine argentino que trabaja frenéticamente luego de 50 años de rodaje
"La realidad te obliga a enfrentar ciertas cosas que son inocultables con la edad", dice Ricardo Darín - Foto: EFE
  •  
  • Contrapunto
  • Sábado, 26 de Mayo de 2018 a las 5:50 p.m.

Con más de 40 películas el actor argentino, dice que "el primer problema de los actores es conseguir trabajo, el segundo es mantener cierta estabilidad, y el tercero que nos consideren"

El reconocido actor argentino Ricardo Darín no se cansa de filmar y emprender nuevos proyectos luego de 50 años de "rodaje" y más de 40 películas en las que su talento y estilo inconfundibles han aportado buena porción de éxito.

Todavía se siente capaz de trabajar a un ritmo frenético y en una entrevista concedida a la Agencia EFE dice: "Tengo 61 años, pero yo me siento de ida".

"La realidad te obliga a enfrentar ciertas cosas que son inocultables con la edad, pero lo mío es trabajar, me muevo mucho en cine y teatro, y el problema para mí será cuando deje de hacerlo", expresó el actor que ha llegado a filmar hasta tres películas por año y tiene en cartel desde hace años la obra teatral "Escenas de la vida conyugal", que ha presentado en su país, Chile, además de Perú, Uruguay y España.

Recientemente participó en el estreno de Todos lo saben, escrita y dirigida por el iraní Ashgar Farhadi y donde compartió el cartel con las estrellas del cine español Javier Bardem y Penélope Cruz, filme que abrió la reciente edición del Festival de Cine de Cannes.

A la derecha, Darín junto a Cruz, Farhadi y Bardem en el estreno de "Todos lo saben" / Foto: EFE

El actor consideró "una experiencia muy rica" el haber trabajado con Farhadi, ganador del Óscar en 2012 por La separación, y en 2017 por El viajante, con quien se entendió perfectamente a pesar de que el director no habla español.

"Farhadi habla el idioma cinematográfico y eso es lo importante", sostuvo Darín, quien pudo comprobar que "se puede aprender de los más chicos", porque Farhadi es más joven que él", pero le transmitió la sensación de "aprendizaje permanente", dijo jocoso el actor argentino.

Con el actor Javier Cámara en la cinta "Truman" / Foto: La República

Ahora como productor

Darín, también director y ahora productor de cine, y quien ha recibido ya varios premios internacionales, considera que los reconocimientos "son abrazos y estímulos muy importantes" en la vida de los artistas, especialmente cuando provienen de "gente entendida, del oficio", y en particular ahora que ha comenzado a producir sus propias películas.

En su opinión, en el mercado hay productos que "están más amparados y estimulados" que otros, porque pertenecen a cinematografías que tienen alcance mundial y una posibilidad de recuperación de la inversión más rápida.

Darín también mantiene en cartelera la obra teatral "Escenas de la vida conyugal" / Foto: EFE

"Después estamos a los que todo nos cuesta mucho más, pero allá vamos", señaló el intérprete de Nueve reinas, quien acaba de finalizar el rodaje en Buenos Aires de El amor menos pensado, una comedia romántica que protagonizó con la actriz Mercedes Morán, con quien trabajó en 2004 en Luna de Avellaneda.

Esta película, ópera prima de Juan Vera, es la primera coproducción de la empresa de Darín, y su hijo "Chino" Darín, que también es actor, con Patagonik Filmes de Argentina.

Su rol en la película "Nieve negra" / Foto: difunsión. com

Actor desde niño

Darín destacó en su extensa trayectoria, iniciada como actor infantil, la filmación de Nueve Reinas (Fabián Bielinsky, 2000), así como El hijo de la novia (Juan José Campanella, 2001), dos historias con personajes muy distintos que le sirvieron de carta de presentación internacional.

En la primera es Marcos, un estafador callejero, y en la otra interpreta a Rafael, un cuarentón agobiado por el estrés que le provoca un restaurante heredado de su padre.

Según el argentino, el primer problema de los actores es conseguir trabajo, el segundo es mantener cierta estabilidad y el tercero "que nos consideren".

En su caso señaló su "gran fortuna" de haber filmado estas películas, que "fueron mis cartas credenciales", para que el público viera sus facetas de actor y empezara a conocerlo fuera de Argentina".

El actor volvió a trabajar con Campanella en El secreto de sus ojos, que ganó el Óscar a la mejor película extranjera en 2010.

Ricardo Darín en "La Cordillera" / Foto: cortesía K&S Films

Considerado un ícono de la cultura de su país y un referente más allá del cine, pues es consultado por los medios ante cualquier evento que ocurra en el país, Darín reconoce que ha tenido problemas por sus opiniones y que el tiempo lo ha vuelto más prudente.

"Pero me sigo manejando con el estómago, y si hay algo que realmente vale la pena opinar, aun con el riesgo de equivocarme, me juego, y seguiré haciéndolo".


Con información de EFE

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/